Más de 30 trabajadores se concentran en Can Misses para exigir «dignidad» y «derechos». | Arguiñe Escandón

1

Técnicos de ambulancia de Ibiza y Formentera, que dependen de la empresa pública GSAIB, se manifestaron este viernes, frente a las puertas del hospital Can Misses, por el impago de sus últimas    nóminas y, especialmente, por la falta de un convenio laboral que regule sus condiciones de trabajo.

En total, más de 30 personas se concentraron por la tarde con diversas pancartas alusivas contra la empresa saliente Servicios Sociosanitarios General, que recogían lemas como ‘SSG no tenéis vergüenza ninguna, ladrones’ o ‘Convenio digno ya’.

Sanitarios portan pancartas que reclaman un convenio laboral.

En este sentido, Javier Ribas, portavoz del comité de empresa de Ibiza y Formentera del GSAIB, destacó durante la concentración que dicha entidad, además de no pagar sus sueldos al personal subrogado de SSG, lleva años prometiendo una mejora de las condiciones laborales y salariales dispuestas en un convenio que, según Ribas, todavía no existe.

Cuatro años

«Llevamos cuatro años esperando un acuerdo colectivo que no llega. Creemos que la empresa ha tenido tiempo suficiente para desarrollarlo», subrayó indignado el portavoz.

Además, según Ribas, sigue sin haber una integración de su especialidad en la bolsa de trabajo. Por este motivo, este sector exige una solución inmediata a sus peticiones. En esta línea, adelantaron a Periódico de Ibiza y Formentera que si la situación no cambia favorablemente para el sector, seguirán con las movilizaciones e incluso no descartan convocar una huelga.

«El propio director general de la empresa no nos atiende. Durante todo este tiempo hemos recibido respuestas ambiguas por parte del GSAIB», explicó Ribas.

Un momento de la manifestación capitaneada por el portavoz Ribas.

Asimismo, el portavoz subrayó que, actualmente, más de 100 técnicos de ambulancia de Ibiza y Formentera se han visto afectados por la ausencia de un único convenio que regule las condiciones laborales en Baleares.

«Mientras un centenar sufre este vacío legal, más de 30 profesionales de las Pitiusas están padeciendo los impagos de salarios y liquidaciones puesto que la empresa no ha abonado ni las guardias extras ni los festivos trabajados», denunció Ribas frente a las puertas de Can Misses.

Una de las trabajadoras perjudicadas por esta situación es la técnico de ambulancias Laura Manjón. Esta mujer ibicenca, que lleva dos años trabajando en este sector sanitario, explicó a este medio que, además de los impagos, las condiciones laborales son precarias y también existen desigualdades salariales.

«Desde que la empresa Servicios Sociosanitarios Generales de Baleares dejó de existir como tal, es complicado poder reclamar cualquier exigencia. Nos sentimos indefensos», recalcó con preocupación. Cabe recordar que el personal de ambulancias estuvo trabajando para la empresa privada Servicios Sociosanitarios Generales de Baleares hasta el 30 de abril.

En mayo se materializó la internacionalización de la plantilla, un proceso de subrogación que desde el sindicato CGT (Confederación General del Trabajo) explicaron que trajo consigo una falta total de organización y previsión, apuntando a IbSalut como responsable subsidiario por los impagos mencionados.

El apunte
Vanessa Hernandez

Desde el comité de empresa del GSAIB exigen una «estabilización de la plantila»

Vanessa Hernandez

Según Javier Ribas, el portavoz del comité de empresa del GSAIB, exigen una estabilización de la plantilla. «No me extraña que los profesionales quieran irse. Los acuerdos son temporales y los sanitarios encadenan contratos de seis meses durante cuatro años. Son situaciones que no se permiten en una empresa privada. No entiendo por qué ocurre en el sector público», denunció. Sin ir más lejos, en el conjunto de las Islas, son más de 800 trabajadores los que denuncian esta situación de precariedad laboral, al mismo tiempo que exigen un nuevo convenio que pueda regular todas las condiciones que desde el sector reclaman desde hace años.