Las ganadoras, Cristina y Jessica Sabiote, con su premio. | Arguiñe Escandón

0

El pasado martes las instalaciones de l’Escola d’Arts d’Eivissa acogieron la primera edición de la Marató Reciclatge Creatiu de Roba que ha organizado la Fundació Deixalles y la escuela con la colaboración del Consell d’Eivissa.

Durante algo más de nueve horas 24 alumnos distribuidos en 15 equipos compitieron en elaborar una serie de patrones con ropa y complementos de segunda mano donados por Deixalles, con el doble objetivo de potenciar su creatividad y lanzar un mensaje de concienciación sobre la enorme cantidad que acumulamos en nuestro día a día sin sentido.

Finalmente, tras dos días expuestas las piezas en las instalaciones de la Fundació Deixalles para que pudieran ser visitadas y para que las valorara el jurado compuesto por el maestro de la escuela Bartomeu Carbonell, los diseñadores locales Nadège Seguim (Fashion Revolution) y Jean Pierre López, el conseller de Medio ambiente Vicent Roig y Xesca Martí, directora de la Fundació Deixalles, este viernes por la tarde se conocieron los ganadores de esta primera edición en el Auditori Caló de s’Oli de Cala de Bou, en Sant Josep.

En total se reconocieron tres propuestas, con 600, 300 y 100 euros respectivamente para los tres primeros premios. La primera y ganadoras fueron las hermanas Cristina y Jessica Sabiote, quienes presentaron la original y muy bien confeccionada propuesta Destello nocturno. Mientras, el segundo puesto fue para el diseño que Cristina Peñalba bautizó con el nombre de Oh la la y finalmente, el particular podium lo cerró en el tercer puesto Maga de Oz, una propuesta conjunta de Larisa Farescu y Neus Mari.

Un gran éxito

La primera edición de esta Marató Reciclatge Creatiu de Roba se ha organizado siguiendo el concepto de la que se lleva haciendo en Mallorca desde hace cinco ediciones y de hecho se tuvo que suspender en 2020 debido a la pandemia del coronavirus.

Ha sido todo un éxito de participación ya que se animaron 24 alumnos, distribuidos en 15 equipos con el valor añadido de que no todos estaban estudiando el ciclo formativo de Modelismo e Indumentaria. Además, tal y como destacó la directora de l’Escola d’Arts a Periódico de Ibiza y Formentera durante la primera jornada, el nivel de implicación de toda la comunidad educativa ha sido máximo con la idea «ayudando además a lanzar mensajes positivos de que para hacer un vestido o un patrón espectacular no siempre hay que usar ropa nueva y que es necesario reciclar porque sufrimos un problema muy grande a nivel global de desperdicio textil».