Imagen promocional de Adrian Cunningham. | Kurt Sneddon

0

El músico australiano Adrian Cunningham está considerado como uno de los grandes nombres de la música swing a nivel mundial y por ello será, sin duda el plato fuerte, del Ibiza Swing Fun Fest 2022 que se celebrará este viernes, sábado y domingo en Ibiza con una actuación que tendrá lugar el último día del festival, a las 18.30 horas en Sa Punta des Molí de Sant Antoni.

Hombre polifacético, galardonado multiinstrumentista con facilidad para hacer bailar de igual manera con el saxo, el clarinete o la flauta, vocalista y «viajero mundial», este hombre nacido    en Sidney pero residente desde hace años enNueva York y habitual de la ciudad de Barcelona ha grabado en solitario diez discos y dos DVDs colocando alguno en los primeros puestos de las listas de más vendidos. Además, en Ibiza actuará acompañado de la banda Old School, un cuarteto creado en 2012 y con el que ha conseguido numerosos éxitos y ha llenado escenarios de todo el mundo con un estilo de música inspirado directamente en los estilos más tradicionales de la ciudad estadounidense de Nueva Orleans.

* Este domingo actúa en la isla de Ibiza para participar en un festival dedicado a la música swing... Ibiza está considerada como el gran referente de la música electrónica a nivel mundial. ¿Su participación demuestra que hay espacio para otro tipo de música?

—Sin duda. Ya lo dijo mejor que nadie hace muchos años el gran artista de jazz norteamericano Duke Ellington, «solo hay dos tipos de música... buena y mala». Y por eso, ¡vayas donde vayas siempre hay hueco para la buena música!

* Con su banda Professor Cunningham and His Old School se han convertido en uno de los grupos más solicitados del panorama internacional, actuando por todo el mundo en los principales eventos y festivales. ¿Cómo han preparado su actuación en Ibiza?

—Muy especial y aunque prefiero no desvelar nada ya te puedo adelantar que como siempre nos divertiremos mucho. Aprovecharemos que Ibiza Swing Fun Fest 2022 está concebido como una gran fiesta increíble con bailarines que vienen de todo el mundo para pasar un rato increíble. Además, ya tocamos aquí hace unos años, ¡y fue uno de nuestros mejores momentos como banda!

* Después de estos años de pandemia… ¿Hay más ganas que nunca de volver a actuar?

—Absolutamente. Han sido unos años muy difíciles para nosotros y para todo el sector de la música en general. Ahora, lo mejor de todo es ver y notar lo agradecidos que está el público cuando nos subimos a un escenarios. ¡Es increíble ver como les emociona volver a escuchar música en vivo!

* ¿Cómo es el repertorio que han preparado?

—Nosotros siempre tocamos gran parte del gran repertorio de las épocas del swing y el hot jazz de las décadas de 1920 y 1930 del pasado siglo. Y por supuesto, no faltarán algunas de las canciones más conocidas de Nueva Orleans.

* El grupo se creó en el año 2012. ¿Cómo surgió la idea de juntarse?

—Fue en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, con el deseo de interpretar música que hiciera que la gente se sintiera bien y quisiera bailar. Y diez años después ahí seguimos.

* Su nombre artístico es Profesor Cuningham… ¿De dónde viene ese apodo?

—De la ciudad de Nueva Orleans, enEstados Unidos. Allí existe una larga tradición de artistas que toman apodos como Profesor, Doctor, y yo no podía ser menos. (Risas)

* ¿Cómo empezó usted en el mundo de la música?

—Realmente ella me encontró a mí. Fue a través de mi padre. Le encantaba Louis Armstrong y todo lo que tenía que ver con la música jazz. Siempre lo escuché en la casa mientras crecía y al final me acabó atrapando para siempre.

* Con todos los instrumentos que hay... ¿Por qué se decidió por el saxo?

—La verdad que mi primer instrumento fue el piano pero luego, en la escuela secundaria comencé a tocar el saxo pensando que a las chicas les gustaría (Risas).

* Ustes es un músico reconocido mundialmente en el mundo del jazz. ¿Cómo decidió elegir este estilo siendo australiano? Allí no es muy común...

—Es cierto que no es común en Australia, pero lo cierto es que encontrarás amantes del jazz por todas partes del mundo. Vayas donde vayas siempre hay alguien al que le gusta el jazz. Asia, África y, por supuesto, Europa. Incluso España tiene una próspera escena de jazz gracias a los seguidores y entendidos que tiene.

* Habla de la escena próspera del jazz en España... ¿Como se ve desde Nueva York lo que se hace en nuestro país?

—Veo que España tiene un enorme amor por esta música y por ello celebra muchos festivales de jazz importantes durante todo el año. Además, como paso mucho tiempo en la ciudad de Barcelona allí también he encontrado una próspera escena de jazz local, con muchos lugares geniales y sesiones de gran nivel.

* Su música está llena de energía y alegría. ¿Esto es lo que hace que el swing tenga cada vez más adeptos?

—Sí. Sin ninguna duda. Este tipo de música está pensada y diseñada para bailar y para disfrutar. Se creó para que te sientas bien y quieras mover tu cuerpo.

* Con su formación y experiencia… ¿Qué le diría a los jóvenes que se están iniciando en la música y que le ven como un ejemplo a seguir?

—Creo que les dirían que se centren en hacer lo que les gusta porque poderte dedicar a lo que amas es un verdadero tesoro. No muchas personas pueden decir eso sobre sus trabajos. También les diría que hay que trabajar muy duro si quieres tener éxito... ¡así que práctica. práctica y más práctica!

* ¿Qué puede aportar la música swing a nuestra sociedad actual?

—Creo que muchos tipos de música, especialmente interpretados con el corazón, pueden traer positividad y amor al mundo, ¡y ahora mismo el mundo lo necesita más que nunca!