Imagen de archivo de algunos de los trabajos realizados. | Archivo

0

Red Eléctrica de España (REE) ha concluido en Formentera y está ultimando en Ibiza los trabajos planificados dentro de la primera fase de las obras asociadas al trazado terrestre del futuro enlace eléctrico de 132 kV entre las islas Pitiusas.

Según ha informado REE en un comunicado, en Formentera ha finalizado la obra civil en la carretera PM-820 y la que se ejecutaba entre ésta y la nueva subestación de Formentera, actualmente en construcción en la carretera de Es Ca Marí, incluyendo todas las cámaras de empalme necesarias para el despliegue en tierra del nuevo enlace eléctrico que reforzará la conexión existente con Ibiza.

En el caso de la carretera PM-820, se ha completado además su reposición asfáltica definitiva, pendiente de ultimar la señalización horizontal y vertical.

Por su parte, en la carretera de Es Ca Marí se ha concluido también la reposición asfáltica parcial y señalización, que se completará una vez finalicen obras pendientes de terceros y la obra civil ligada al proyecto de enlace en su tramo de conexión entre la subestación existente de 30 kV y la nueva de 132 kV.

Estos trabajos se llevarán a cabo tras el periodo estival según las indicaciones de la administración competente. Ambas vías, la PM-820 y la carretera de Es Ca Marí, están ya reabiertas al tráfico sin restricciones.

Respecto a la nueva subestación Formentera 132 kV, han finalizado los trabajos de movimiento de tierras y se ultiman los de obra civil, iniciándose los de equipamiento y montaje. Además, este miércoles han llegado a la Isla cuatro reactancias, de 9 MVAr cada una, que se instalarán en la nueva subestación y que permitirán maximizar la explotación del nuevo enlace.

EN IBIZA

En Ibiza, según REE, ha finalizado la obra civil en prácticamente todo el trazado terrestre, a excepción de la calle Torrent y de la carretera de Puig d'en Valls y la zona de Can Bufí, donde se reanudarán los trabajos tras el periodo estival.

Con este proyecto se han instalado todas las cámaras de empalme asociadas al nuevo enlace eléctrico y ha comenzado la campaña de reposición asfáltica definitiva de las vías asociadas al trazado terrestre de la nueva interconexión.

También en Ibiza han finalizado las obras de ampliación de la subestación existente de Torrent 132 kV que han consistido, fundamentalmente, en el equipamiento de seis nuevas posiciones de 132 kV de interruptor, cuatro de tecnología GIS (encapsulada en el interior de un edificio) y dos de tecnología AIS (de intemperie), además de cuatro reactancias de 132 kV de 9 MVAr cada una y cableado interno de conexiones.

Asimismo, en ambas Islas se han concluido las perforaciones horizontales dirigidas tierra-mar y la instalación de las cámaras asociadas de transición marino-terrestre, fundamentales para el proceso de tendido submarino y conexión con el trazado terrestre.

Además, se han llevado a cabo los trabajos de reposición del entorno. Con estos avances y la programación de trabajos para la segunda fase del período 2021-2022 y de 2023, se mantienen los plazos previstos de entrada en servicio del nuevo enlace eléctrico submarino para finales del próximo año.

Los trabajos a ejecutar tras el período estival y en 2023 son, fundamentalmente, la finalización de obra civil en algunos puntos concretos previamente detallados, el tendido de cables terrestres, la configuración de empalmes, el tendido submarino y la nueva subestación Formentera 132 kV, así como todas las pruebas necesarias para garantizar la operatividad e integridad física y eléctrica del nuevo enlace entre las islas de Ibiza y Formentera.