Al taller de elaboración de pan de xeixa asistieron más de 20 personas, incluidos voluntarios de la Cruz Roja que asistieron para ayudar a moverse a la gente mayor. | Daniel Espinosa

0

Quizá para muchos, el trigo de xeixa sea un término prácticamente desconocido. En Ibiza y el resto de las Illes Balears, este producto fue muy popular hasta el siglo XX, donde su cultivo disminuyó notablemente.

Por ello, este viernes el programa Ibiza Sabors, en colaboración con el Consell y la Pineef, realizó un taller de elaboración de pan de xeixa. La idea es que, poco a poco, este producto local se vaya reintroduciendo y recuperando en la isla.

Un trigo ancestral

«Esta harina es una especie de harina integral, aunque un poco amarga, que se conserva de la época de los fenicios. La idea es recuperar esta harina porque es autóctona», explicó Eva Cano, organizadora y técnico de Pimeef, a este periódico.

Al ser autóctono, como puntualiza Cano, este trigo tiene dos ventajas sobre el resto: no necesita aclimatarse, y por tanto es más rentable, y es más ecológico con el medioambiente.

No es la primera edición que se hace de este interesante taller por parte de Ibiza Sabors. «El año pasado lo hicimos en el restaurante de David Reartes, con solo 10 plazas, y más del doble de gente se quedó fuera. Tuvo tanto éxito y despertó tanto interés que pensamos repetirlo en un espacio más amplio», contó la organizadora del evento.

Este viernes asistieron en torno a 25 personas, de las cuales varias fueron voluntarios de la Cruz Roja que se ofrecieron a ayudar a la gente mayor que quería asistir. «Me gusta mucho la repostería y me apetecía venir. Además, el pan de xeixa me encanta porque tiene menos gluten y me sienta mejor», explica María, una de las asistentes.