Imagen de taxis en las parada de la avenida Santa Eulària, en Vila.

12

Al igual que otros sectores económicos de la isla, el del taxi no se ha escapado a la falta de trabajadores estos meses. La situación es «muy difícil», según señaló este viernes el presidente de la asociación El Arca, Julián Povedano, quien añadió que «es imposible encontrar chóferes en estos momentos en Ibiza».

Povedeno relató que «muchos compañeros que han obtenido licencia estacional están renunciando a ella» ante la imposibilidad de tener los vehículos operativos más de un turno puesto que no encuentran personal dispuesto a trabajar. En este sentido, explicó que él mismo ha publicado un anuncio ofreciendo trabajo durante seis meses y que nadie ha contactado con él: «Es increíble. Esto yo no lo he visto en Ibiza en los últimos 35 años».

De un modo similar se pronunció el presidente de la Asociación de Autónomos del Taxi de Ibiza, Alejandro Cardell, quien señaló, por su parte, que «en el primer turno de las licencias estacionales han renunciado algunos y va a suceder lo mismo en el segundo turno, que empieza en junio».

Tanto Povedano como Cardell coincidieron en señalar que una de las posibles soluciones es que la Concejalía de Movilidad, dirigida por Aitor Morrás, permita contratar a chóferes que no tengan el permiso municipal para operar como taxistas. Sería una medida provisional, para tan solo cuatro meses, y ante la situación excepcional de falta de profesionales que sufre el sector en estos momentos. Así se lo ha solicitado al Consistorio la asociación El Arca mediante un escrito en el que recuerdan tanto a Morrás como al alcalde, Rafa Ruiz, que en 2020 y 2021 no se convocaron las pruebas para otorgar estos permisos por culpa de la pandemia.

Examen

Cardell indicó sobre esta petición que no cree que sea la solución porque «sería diferenciar» entre los chóferes que han pasado esta prueba y los que no. Además, aseguró que el Ayuntamiento no aceptará poner en marcha esta solicitud a pesar de que una medida similar se ha tomado en municipios como el de Sant Josep. «De todos modos», añadió el representante de los autónomos, «esos conductores tendrán que hacer el examen en algún momento».

A juicio de Cardell, lo más adecuado sería, de cara al futuro, que estos permisos municipales fueran de carácter permanente, aunque tuvieran que someterse a ciertas revisiones. No obstante, Cardell admitió que resolver el problema de la falta de conductores esta temporada será difícil: «No se van a cubrir todas las plazas».

Falta de trabajadores

El Ayuntamiento, por su parte, señaló que este problema de falta de trabajadores está afectando a todos los sectores. Fuentes municipales indicaron, además, que «el Ayuntamiento ha dado 106 nuevos permisos de conductor de taxi a las personas que aprobaron el examen». «Estos carnets», añadieron, «sumados a los ya existentes en el municipio, cubrirían todas las licencias existentes, incluyendo las 147 estacionales que se han otorgado este verano».

Las mismas fuentes señalaron que «no depende del Ayuntamiento» resolver el problema de la falta de conductores puesto que se han dado los permisos que la concejalía considera suficientes para que el sector pueda trabajar en la temporada turística. Y ofrecieron como dato que este viernes estaban operando en el municipio un total de 167 vehículos.