Una playa de Ibiza. | Arguiñe Escandón

2

Un hombre de nacionalidad belga que fue condenado recientemente a una pena de 6 años de prisión por abusos sexuales a un menor esquivó su ingreso en la cárcel volando a Ibiza, donde ahora se encontraría «disfrutando de unas vacaciones», según apuntan medios digitales belgas como la gaceta GVA.

Según relatan, R.V.W. fue absuelto en un primer momento por un tribunal penal pero posteriormente, el pasado viernes, fue condenado por el Tribunal de Apelación de Gante. El Ministerio Fiscal solicitó su arresto para entrar en prisión pero la policía no le localizó en su domicilio.

Medio belgas indican que el acusado tomó ese mismo día un vuelo con destino a Ibiza, una circunstancia que plasmó en sus redes sociales con un post en Facebook.

El canal de televisión VTM Nieuws contactó con el individuo que cuenta con antecedentes penales por hechos similares. Según indican, el acusado advirtió que había recurrido el auto del Tribunal de Apelación.