Momento en que se votó por unanimidad en Sant Antoni pedir una mejora al Govern de la sanidad. | Daniel Espinosa

4

Los cinco ayuntamientos de Ibiza debatieron este jueves una moción presentada por el PP en las sesiones plenarias de estos municipios con el fin de forzar al Govern de la socialista Francina Armengol a activar los mecanismos necesarios para afrontar la crisis que atraviesa la sanidad pública en la isla. Los grupos de Unidas Podemos en Sant Josep y Sant Antoni se sumaron al planteamiento de los populares, mientras que el PSOE solo aceptó votar a favor del punto dos de la moción en todos los consistorios.

La propuesta del PP contenía cuatro puntos. El primero de ellos, invitaba a cada ayuntamiento a constatar la «preocupante situación de la sanidad pública por la falta de personal». En el segundo, el único que el PSOE apoyó en todos los ayuntamientos, los ayuntamientos instan al Govern de Armengol a «ofrecer un servicio digno y de calidad» en la sanidad pública de Ibiza. El tercero contemplaba pedir al Ejecutivo autonómico «políticas activas» para lograr que el personal sanitario permanezca en la isla, mientras que el cuarto punto dejaba constancia de que la Conselleria de Salud cuenta ahora «con el presupuesto más alto de la historia» y, por lo tanto, este dinero debe servir para buscar soluciones.

Mientras que en Sant Josep y Sant Antoni los concejales de Unidas Podemos se sumaron a la totalidad de la moción presentada por el PP, en consistorios como el de Ibiza el único edil de esta formación, Aitor Morrás, votó en el mismo sentido que el PSOE. Es decir, solo apoyó el segundo punto de la moción. Lo mismo ocurrió en Santa Eulària, donde PSOE y Podemos sólo votaron a favor del punto dos de la moción ya que todos los demás puntos los votaron en contra.

En el caso de la capital de la isla, el debate lo inició la concejal del PP Carmen Domínguez, quien repasó los graves problemas que afectan al sistema sanitario público en Ibiza. Domínguez enumeró, entre otros problemas, la falta de oncólogos, la fuga de personal en varias especialidades o las largas listas de espera. La concejal pidió «dejar a un lado la política y las reivindicaciones partidistas» e insistió en que el Govern «ha de atender las reivindicaciones de los sanitarios».

La concejal de Bienestar Social, la socialista Carmen Boned, explicó el rechazo del PSOE a la propuesta basándose en que el PP «no tiene credibilidad» porque «en pandemia usaron a los sanitarios para politizar la sanidad pública». Boned defendió el trabajo del Govern balear en lo que a sanidad se refiere y arremetió contra los populares asegurando que «juegan con los sentimientos de las personas». «Utilizan», añadió, «el dolor de los pacientes y los familiares para sacar votos. Es vergonzoso».

Aitor Morrás, por su parte, acusó a los concejales del PP de tener «poca vergüenza». El edil de Unidas Podemos culpó a los populares de que Ibiza no contara con los recursos necesarios en sanidad y se remontó al Govern de José Ramón Bauzá para afirmar que no quiso implantar la radioterapia en la isla. Algo que Carmen Domínguez rebatió recordándole que fue un Ejecutivo del PP el que licitó este servicio. «A ustedes les preocupaba tanto que ni siquiera habían previsto el búnker en Can Misses», añadió la concejal del PP.

Unanimidad en Sant Antoni

En el caso del Ayuntamiento de Sant Antoni, todas las formaciones políticas, incluidas PSOE y Podemos, votaron por unanimidad esta propuesta del PP para conseguir un servicio digno y de calidad en la sanidad pública, además de solicitar que se promuevan políticas activas de fidelización con el fin de conseguir la estabilidad de las plantillas y atender las reivindicaciones de los sanitarios, que reclaman la equiparación de la indemnización de residencia con los profesionales de Canarias, así como hacer extensivo a los profesionales de Eivissa el plus que se aplica a los trabajadores del Hospital de Formentera.

Soledad del PSOE en Sant Josep

El PSOE ha sido el único partido que ha rechazado en el pleno del Ayuntamiento de Sant Josep la moción presentada por el Grupo Popular para mejorar de manera urgente la sanidad en la isla de Ibiza.

Tras realizar un defensa cerrada de las políticas llevadas a cabo en la presente legislatura por el ejecutivo de Francina Armengol y culpar de la actual situación de la sanidad en la isla al último gobierno del Partido Popular en el archipiélago, que se remonta al año 2015, los socialistas josepíns sólo dieron su apoyo a uno de los puntos de la moción, en el que se instaba al Govern de las Islas Baleares «a ofrecer un servicio digno y de calidad a los usuarios del área de Salud de Ibiza y Formentera, con especial atención en solucionar la problemática derivada de la falta de oncólogos».

Pese al voto negativo de los socialistas en este punto, la propuesta popular salió adelante.