Los participantes en el Foro Marino, ayer, muy atentos a la charla de Tursiops.

0

Cerca de 300 jóvenes de entre 12 y 18 años de Baleares se dieron cita ayer en la segunda edición del Foro Futuro que se celebró en Formentera bajo el lema Damos Voz al Futuro.
Medio marino, sostenibilidad, protección del mar y biodiversidad son los temas principales que se plantearon a los jóvenes que asistieron a la segunda edición de este foro.
Según destacaron desde la organización, las recomendaciones surgidas de esta jornada se analizarán y serán presentadas en la cuarta edición del Foro Marino que se celebrará en Ibiza en noviembre de este año.

El encuentro finalizó con todos los participantes puestos en pie y pidiendo que: «Si amas tu vida empieza por amar la del planeta».
Inma Saranova, directora de Ibiza Preservation, animó a los jóvenes «a actuar a partir de mañana mismo». Lo mismo que Marcos Marí, quien pidió a los jóvenes que «analicen, que se informen, que opinen porque ellos son el futuro». Ana Juan, presidenta del Consell de Formentera, animó a los jóvenes a participar en este evento en el que se habla sobre el futuro del medio ambiente y en el que tienen que tener una actitud valiente y proactiva.
El Foro Futuro se presentó dividido en dos áreas. En la primera se priorizaron los proyectos que se están desarrollando en las Baleares. Por un lado, Txema Brotons, de la asociación Tursiops, habló a los jóvenes sobre las poblaciones de cetáceos y sus amenazas en el mar Balear.

Bosque marino
Borja Álvarez, coordinador de Medioambiente de Red Eléctrica de España, les presentó El Bosque Marino, una iniciativa pionera internacionalmente, iniciada en el 2018, que consiste en la plantación y seguimiento de la evolución de 12.800 fragmentos de posidonia oceánica trasplantados en la bahía de Pollença con el objetivo de restaurar una pradera degradada de esta especie, que es de vital importancia en la preservación de los ecosistemas marinos del Mediterráneo y en la lucha contra el cambio climático.
El objetivo de este bosque marino de Red Eléctrica, además de la recuperación de una pradera degradada y la comunidad asociada, es ser un laboratorio vivo abierto a la comunidad científica, nacional e internacional, y ser una iniciativa replicable en otras zonas.
La jornada contó también con la proyección del cortometraje de animación AIKO, me encanta el mar realizado por Marina Mulero y César Déneken. Una película con la que quieren dar la oportunidad de conocer mejor el planeta, a sus habitantes y los problemas ocasionados por la intervención humana.
En total, participaron estudiantes del Liceo Francés de Ibiza, Sa Real, IES Algarb, San José de Mahón (Menorca), Trinitarias, Consolación, Mestral, e IES Bendinat de Calviá.