6

La Policía Local de Sant Antoni de Portmany ha interpuesto cinco denuncias a establecimientos de ocio del municipio por ruidos musicales en horario nocturno durante este mes de mayo, coincidiendo con el inicio de la temporada turística. Los agentes, tras recibir el aviso de los vecinos, comprobaron el exceso de ruido que se transmitía al exterior de estos locales, ocasionando molestias vecinales e infringiendo la ordenanza municipal de ruido.

Uno de los cinco locales, además, no contaba con el título habilitante para música en vivo ni para la mesa de mezclas, la cual no estaba limitada; y a otro se le interpuso otra denuncia por exceder el horario de cierre.

La Policía Local también ha interpuesto una denuncia por realizar eventos musicales en el exterior sin licencia de actividad musical y un total de cinco denuncias a dos establecimientos por realizar publicidad dinámica sin licencia. Por otra parte, la Policía Local ha interpuesto cuatro denuncias por venta ambulante. Dos por venta de gafas, collares y pulseras en el casco urbano y otra por venta de bebidas alcohólicas y refrescos en playas.

La Policía Local de Sant Antoni de Portmany también ha realizado dos detenciones a dos individuos como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Por un lado, a un hombre por la venta de óxido nitroso a un grupo de turistas en la zona de la playa de s’Arenal, al cual le incautaron 41 ampollas de óxido nitroso, 30 globos y 110 euros. Los agentes, que realizaban patrulla peatonal no uniformada, también procedieron a imputar al detenido un delito de resistencia grave contra los agentes de la autoridad, ya que presentó resistencia durante la detención ocasionando lesiones a los agentes.

Por otro lado, la Unidad Canina también procedió a la detención de una persona que llevaba en el interior de los zapatos cuatro bolsitas que contenían sustancias estupefacientes, aparentemente de éxtasis, cocaína y MDMA. El indicativo estaba realizando labores de control en la zona del West End, siendo la droga detectada por el componente canino de la unidad.