Retén de la Policía Local de Santa Eulària. | Archivo

5

Agentes de la Policía Local de Santa Eulària han detenido a dos hombres que agredieron a la patrulla que les habían pedido que se identificaran después de que uno de ellos estuviera a punto de provocar un accidente de tráfico al cruzar la calle Margarita Ankermann de forma indebida.

Según informaron este jueves fuentes municipales, los hechos ocurrieron poco antes de las 19:20 horas de ayer a escasos metros del semáforo de la citada vía, en el núcleo de Santa Eulària. Los agentes circulaban con su vehículo cuando un furgón que iba delante tuvo que hacer una frenada brusca para no atropellar a un peatón que cruzaba por una zona no permitida (existiendo pasos de peatones a escasos metros del lugar). Los agentes deciden dar el alto al caminante, posteriormente identificado como E.B.B., para preguntarle por el motivo de su actuación y este, tras mostrarse desafiante con los agentes, emprende la huida a la carrera, no pudiendo ser interceptado al momento.

Tras dar una batida por la zona, los agentes localizan a E.B.B. junto con otro hombre, que responde a las siglas A.B., y ambos empiezan a mostrar un gran nerviosismo al ver el vehículo policial. Cuando los policías descienden del coche, el nerviosismo se transformó en agresividad y actitud desafiante hasta que, al pedirles la documentación, uno de los hombres propina un golpe en el pecho a uno de los policías. Ante las peticiones de calma de los agentes, la reacción de los detenidos es la de sacar sus teléfonos móviles para grabar la situación aunque, finalmente, los usaron para golpear a los agentes en el rostro en varias ocasiones.

Con la llegada de los refuerzos, los dos hombres deponen su actitud violenta, que no la desafiante. Finalmente se les informa de su detención por un supuesto delito de resistencia grave a los agentes.