La presentación del libro tuvo lugar ayer por la tarde en las instalaciones del Centro Cultural de Jesús entre un gran ambiente. | Daniel Espinosa

0

Este miércoles por la tarde, desde las 19.00 horas, el Centro Cultural de Jesús se vistió de gala para acoger la presentación del libro The Blue Pearl sobre la historia del estudio de arquitectura que ha creado en Ibiza el conocido arquitecto holandés John Broekman.

La presentación de la publicación corrió a cargo del conocido relaciones públicas, escritor y guionista Carlos Martorell, amigo personal de este arquitecto afincado en la isla de Ibiza desde el año 1992. El evento contó con la participación de la Colla de Sant Jordi y la presencia de numerosos rostros conocidos de la sociedad ibicenca.

La presentación de este libro que cuenta con cuidadas imágenes realizadas por el fotógrafo Conrad White corrió a cargo del conocido relaciones públicas Carlos Martorell, amigo personal del arquitecto holandés. Foto: Daniel Espinosa

The Blue Pearl es una publicación de gran tamaño y muy cuidada edición que ha sido realizado en colaboración con el destacado fotógrafo Conrad White. En ella, el lector podrá conocer de primera mano y con enormes imágenes la trayectoria profesional de Broekman además de algunos de sus trabajos más emblemáticos en la isla de Ibiza.

Amplia trayectoria

No en vano, este holandés llegó a la isla para trabajar como gerente de la empresa de decoración y mobiliario Decorum, donde estudió interiorismo, paisajismo y construcción, y desde el primer momento de dio cuenta que tanto Ibiza como Formentera iban a ser los lugares idóneos para dar rienda suelta a su creatividad y su pasión.

Desde entonces ha enfocado su trabajo en la construcción de casas para un público eminentemente extranjero – alemanes, ingleses, belgas, austríacos, holandeses – bajo el sello The Blue Pearl que actualmente cuenta con dos oficinas de arquitectura, una en la calle Sant Jaume de Santa Eulària y otra en una casa pagesa de la carretera de Sant Josep.

Todas ellas tienen en común la influencia de la tradición ibicenca, la simplicidad de las líneas de las viviendas pagesas, los elementos naturales y un diseño interior muy cuidado y elaborado.