Imágenes de este domingo en Sant Joan. | Marcelo Sastre

0

Los vecinos de Sant Joan mayores de 75 años recibieron ayer un cálido homenaje aprovechando las fiestas municipales. Una gran oportunidad para reconocer la labor de los más veteranos de la localidad y el papel que han jugado en la isla a lo largo de los años. «En total han participado un centenar de vecinos. Están muy felices. Algunos llevaban años sin verse debido a la pandemia», señaló a Periódico de Ibiza y Formentera el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Sant Joan, Santi Marí.

En este sentido, Marí subrayó que este año se cumple el 30 aniversario de esta «fiesta entrañable» dedicada a los mayores de la localidad. Durante todo el día, los asistentes disfrutaron de un día mágico e inolvidable.

Una jornada que comenzó con una misa solemne, seguida de la actuación folklórica del grupo El Moral en la plaza de la localidad. Esta agrupación, procedente de La Laguna, en Tenerife, compartió escenario con la Colla de Labritja, fomentando la convivencia cultural entre ambas entidades. Un espectáculo de baile que concentró todas las miradas durante varios minutos. «La tradicional Colla de Labritja tiene un gran futuro. Mucha gente joven forma parte de esta gran familia», explicó Marí. Tras esta actuación, los asistentes se trasladaron al Restaurante Es Pins para celebrar una gran comida de hermandad.

«Hoy es un día muy especial para nosotros, y no termina aquí. Por la tarde seguiremos con las actividades musicales», subrayó satisfecho el presidente de los mayores de la localidad, Joan Guasch. Sin duda, una jornada inolvidable para todos los vecinos del municipio de Sant Joan.