Un vehículo de la Policía Nacional.

4

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Ibiza a un hombre de 41 años y origen sirio como presunto autor de un delito contra la salud pública tras intervenirle con una sobresaliente remesa de hasta siete drogas diferentes.

Según informaron este lunes fuentes policiales, el arresto se produjo a primera hora del pasado jueves, en torno a las 06.45 horas.

Los hechos se desencadenaron cuando los agentes que se encontraban realizando labores de prevención fueron comisionados por la sala CIMACC para que se dirigieran a un establecimiento, donde el personal de seguridad se encontraba con un hombre retenido.

A su llegada, los agentes se entrevistaron con el personal de seguridad, manifestándoles que habían encontrado una riñonera en el interior del local con una gran cantidad de sustancias, al parecer estupefacientes, y a los pocos minutos un hombre que se había personado en la entrada la reclamaba como suya, de ahí que el vigilante hubiera retenido al individuo hasta la llegada de los agentes.

Las mismas fuentes relataron que ante el extraño comportamiento, los agentes identificaron al hombre, reconociendo él mismo que tanto la riñonera como las sustancias estupefacientes eran de su pertenencia, por lo que los agentes procedieron a la detención del individuo, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Con todos estos datos se procedió a la intervención de las supuestas sustancias estupefacientes y del dinero en efectivo. Así los agenets intervinieron cerca de 60 gramos de cocaína, 8 gramos de éxtasis, 1 gramo de hachís, 2 gramos marihuana, 5 gramos de ketamina, 20 gramos de éxtasis líquido, 6 gramos de 2CB y casi 70 euros en efectivo.