De izquierda a derecha, Inés, Sergi y Cristina posando para 'Periódico de Ibiza y Formentera' en el puerto de Ibiza. | Daniel Espinosa

6

Sergi Minchiotti Marí, Cristina Guasch Cardona e Inés Prats Ferrer. Estos tres jóvenes han subido este año al podio de los cinco estudiantes de Baleares que mejor puntuación han sacado en Selectividad 2022. Un hecho histórico en la isla de Ibiza que supone para los tres una «gran relajación» al poder escoger carrera y universidad. Sin duda, la nota de acceso conseguida en la Selectividad les permitirá estudiar el grado deseado en cualquier comunidad.

En este sentido, tras varias semanas de nervios y ansiedad, los tres empiezan a asimilar este éxito académico y, por un tiempo, también el mediático puesto que todos los focos estarán apuntándoles durante varios días. Con la resaca de la gran noticia, los estudiantes se reúnen con Periódico de Ibiza y Formentera para compartir, con Dalt Vila de fondo, sus experiencias e impresiones.

Decenas de llamadas. Esto es lo que ha vivido el ibicenco Sergio Minchiotti los últimos días. Este alumno, del IES Algarb de Sant Jordi, ha sacado, junto a Cristina Guasch, la mejor nota de Baleares. «Cuando me llamaron desde la UIB no me lo creía. Me ha costado asimilarlo», subraya este estudiantes. Minchiotti quiere estudiar el doble grado en Matemáticas y Física de la Universidad de Barcelona. «Estoy muy ilusionado con esta nueva etapa», puntualiza emocionado. Una carrera que podrá cursar sin problemas en este centro gracias a la nota conseguida, un 9,84. Esta calificación es la nota media que obtuvo en Bachillerato (10) más la media de la fase general de la Selectividad (9,6). «Los dos años de Bachillerato son muy duros. Esto te obliga a darlo todo y saber aguantar la presión», explica.

En este sentido, subraya que siempre ha querido ser investigador científico y que es su gran sueño. Sin embargo, pese a que le ha dedicado mucho tiempo a los estudios, destaca que esta preparación la ha intentado siempre compaginar con sus aficiones. «No he dejado de jugar mis partidos de fútbol y de tenis», señala. Hijo de un antiguo conseller insular, este estudiante quiere agradecer a su familia y profesores toda la ayuda y dedicación recibida durante los dos años de Bachillerato.

Sorpresa

Cristina Guasch Cardona, alumna del Mestral de Ibiza, ha sacado la misma nota que Sergi Minchiotti en Selectividad. «Sacar buena nota estaba en mis planes, pero me sorprendió la noticia», subraya esta joven ibicenca. Cristina señala que desde hace tiempo tiene claro su objetivo: «Quiero estudiar Medicina en el centro Boston College», expresa emocionada. Un proyecto que empezó a coger forma en primero de Bachillerato, cuando esta estudiante del Mestral empezó el programa de estudios Dual Americano. «Me encantaría especializarme en Psiquiatría», subraya con seguridad.

Cristina reconoce que le encantan los idiomas pero, sobre todo, tocar el piano. Además, haber estado tan concentrada en sus estudios durante todo este tiempo, no le ha impedido compatibilizar objetivos. «Estoy muy contenta. Este año ya me he podido sacar el carnet de conducir», explica esta joven perfeccionista. Así se define ella, una chica «tenaz, que nunca deja las cosas a medias». Incluso, afirma, ha llegado a ser un poco dura consigo misma.

«Merece la pena»

La tercera mosquetera de Ibiza es Inés Prats Ferrer, del IES Sant Agustí. Esta alumna ha sacado, junto a otro alumno de Baleares, la segunda mejor nota en Selectividad -un 9,8- a muy pocas décimas de Sergi y Cristina. «Sabía que había sacado buena nota. Han sido dos años duros, pero ha merecido la pena», subraya con nostalgia.

Esta joven ibicenca, que tiene ganas de comenzar su nueva etapa, todavía no se ha decantado ya que que tiene un dilema. Quiere estudiar el doble Grado en Química y Bioquímica, pero esta carrera solo podría cursarla en Madrid. «La mayoría de mi gente estudiará en Barcelona, pero allí no podré hacer el doble grado. Lo decidiré las próxima semana», señala dubitativa esta risueña ibicenca.

Unas dudas que, para nada, se pueden extrapolar a los días previos a los exámenes de selectividad. «He controlado la situación bastante bien. Claro que he estado nerviosa, pero los nervios te permiten no bajar la guardia y estar en alerta», explica con madurez. En este sentido, afirma que, cuando llegas a la prueba, lo más duro ya ha pasado, refiriéndose a los dos años de Bachillerato.

Inés reconoce que no es muy «fan» del deporte y que dedica su tiempo libre a quedar con sus amigos. No obstante, para relajarse después de estudiar, ha practicado natación durante todo este tiempo.

Sin duda, estos tres ibicencos han logrado hacer historia en Ibiza con su esfuerzo y trabajo. Ahora, solo piensan en disfrutar de su merecidas vacaciones junto a sus familias. «Nos gustaría agradecer el apoyo de todos los profesores que nos han ayudado a llegar hasta aquí», comparten ambas chicas emocionadas.