Los mayores de Puig d’en Valls celebraron este miércoles el día de su patrón con una misa, una ballada pagesa y una comida en Sant Rafel. | Toni Planells

0

La iglesia de Puig d’en Valls fue este miércoles el escenario de la celebración del XXIX aniversario de la fundación del Club de la tercera edad de este pueblo. Día en el que los mayores de Puig d’en Valls aprovechan para celebrar su patrón, San Pedro.

A la misa, que se celebró al mediodía, acudió la alcaldesa de Santa Eulària, Carmen Ferrer. La ballada payesa se celebró en la misma plaza de la iglesia, frente al club de la tercera edad.
La celebración continuó en Sant Rafel. Allí los mayores celebraron una comida en el restaurante Cruce, donde se repartieron los ya tradicionales premios a, por ejemplo, las parejas más longevas.
Entre los asistentes a la celebración se encontraba el matrimonio formado por Juanito, de Cas Corb y Maria Torres.

«Ha sido muy bonito, cada año se hace muy bonito. Esperamos que cada año vaya siendo incluso un poco mejor», declaraba la pareja, que se mostraba entusiasmada ante una celebración que la pandemia mantuvo en suspenso desde su llegada.

Pura, de Can Pujolet, tampoco ocultaba su entusiasmo por la posibilidad de llevar a cabo, por fin, esta celebración. A sus 81 años aseguraba que «siempre tenemos ganas de celebrar, por lo menos mientras nos queden fuerzas». No cabe duda de que fuerzas no le faltaban este miércoles a Pura, impaciente por llegar a la comida fraternal que se celebró en el restaurante Cruce. Eso sí, «cuando vuelva me voy a pegar una buena siesta», apuntaba Pura.