Una imagen de los bomberos junto a Jirry, el podenco que se ahogaba en pozo abandonado.

3

Una dotación de bomberos ha rescatado este viernes a un perro que se había caído en un pozo abandonado ubicado en el término municipal de Sant Joan.

El perro sufrió una caída de unos diez metros.

El animal, un podenco de nombre Jirry, sufrió una caída de unos diez metros y se encontraba, extenuado, en el agua. Fue la dueña de la casa la que alertó al 112 de que había un perro ladrando que no era de su propiedad. Una dotación de bomberos se trasladó hasta el pozo y procedió a su rescate con la ayuda de una arnés. El servicio se prolongó desde la 16.00 hasta las 18.00 horas.

Los bomberos trabajando para rescatar a Jirry.
Jirry está sano y salvo.

El podenco llevaba un chip que permitió localizar a sus dueños quienes agradecieron el rescate efectuado.

Previamente, otra dotación de bomberos había retirado una rama de un pino de unos 20 metros en Santa Eulària.