El aparcamiento de la playa de es Codolar repleto de caravanas. | Irene Arango

8

Los vecinos de la playa de es Codolar hace tiempo que se sienten abandonados por el Ayuntamiento de Sant Josep. Tras la queja realizada el lunes por los residentes de la zona de sa Caleta sobre la «pésima» gestión del suministro de agua en el municipio, algunos de estos afectados también denunciaron ayer la presencia creciente de autocaravanas que estacionan en los aparcamientos próximos a los cordones dunares y el mar, pese a que está prohibida la acampada libre.

«Hay señales que advierten de la prohibición de estacionar aquí para pernoctar. No obstante, cada día al despertarnos nos encontramos con estos mismos vehículos», subrayó A.D, vecino de la playa de es Codolar mientras señalaba los carteles.

Vecinos de es Codolar critican la presencia de caravanas y perros sueltos en la playa
Varias autocaravanas estacionadas en primera línea de la playa de es Codolar.

En este sentido, subrayó que no hay derecho a que estas autocaravanas estén aparcadas en primera línea dificultando, entre otras cuestiones, la entrada de otros vehículos al parking de esta playa.

En este sentido, este residente se mostró indignado por la situación que presenta, desde hace años, esta zona. «Es la parte más bonita de la isla. Vivimos en un lugar privilegiado dentro del Parque Natural de ses Salines, pero debido a la falta de servicios en la playa, la están desaprovechando porque la gente ya no viene», subrayó.

Más quejas

Justo en ese momento, Lucía Román, otra de las vecinas afectadas, asintió a las palabras de A. D. e insistió: «las autocaravanas ocupan la primera línea de la playa, acampando y realizando acciones que no están permitidas». En esta línea, subrayó que algunos de estos vecinos ocasionales generan suciedad y degradación. «Es común ver sobre el terreno papel de baño o heces de los perros», puntualizó.

Una mujer pasea a su mascota sin reparar en la señal de prohibición.

Otra de las quejas que este martes denunciaron estos residentes fue la presencia de canes que campan a sus anchas, sueltos por la zona. «No está permitida la presencia y circulación de perros y animales en este lugar, pero les da igual», explicó. Sin ir más lejos, ante la falta de interés del Consistorio, este grupo de residentes creó una asociación vecinal «para tener más fuerza». «Las reclamaciones prioritarias son la canalización de aguas residuales, una línea de autobuses durante todo el año para esta zona y un sistema municipal de alcantarillado que funcione correctamente», puntualizó el vecino A.D.

«Ninguna denuncia»

Desde el Ayuntamiento de Sant Josep adelantaron a Periódico de Ibiza y Formentera que no les consta ninguna denuncia de estos residentes quejándose del campamento de autocaravanas.

«Los agentes irán para comprobar esta situación y exigir que abandonen la zona», subrayaron. Al preguntarles por si la presencia de estos automóviles estaba vinculada al desalojo del campamento de personas que vivían en furgonetas y vehículos particulares en el solar del antiguo depósito de Salinera Española, desde el Ayuntamiento señalaron que no se sabía.

En este sentido, respecto a la red de abastecimiento municipal, que ya reclamaron los vecinos, recordaron que Sant Josep lleva aplicando desde hace años la ordenanza que impone medidas de ahorro como la prohibición del riego de jardines con agua de la red municipal, entre otras prohibiciones.

«También se han implementado medidas como los controles telemáticos de los contadores, que permiten detectar y localizar consumos excesivos y otras anomalías», apuntaron en su momento.