La presidenta de la COAIB, Carmen Navas-Parejo y la secretaria de la organización, Amelia Molina.

0

De los 116 millones presupuestados el primer semestre de 2022 para obras en Ibiza y Formentera, la mitad han sido para la construcción de vivienda unifamiliar y un 20% para obras en empresas turísticas. «Los proyectos de vivienda unifamiliar y la edificación turística son los que empujan el sector», concluyó ayer la presidenta de la delegación en las Pitiusas del Colegio Oficial de Arquitectos de las Illes Balears (COAIB), Carmen Navas-Parejo en la presentación de los datos de obras visadas entre enero y junio de este año.

«Es la vivienda unifamiliar la que más cantidad de obras genera y la que más reparto económico hace en el sector de la construcción», explicó Navas-Parejo. La creación de vivienda unifamiliar aumenta por cuarto año consecutivo (19%).

Entre los promotores de estos proyectos, un 40% es inversión de particulares extranjeros, un 30% pitiusos y un 10% particulares nacionales de fuera de Ibiza y Formentera. El 20% restantes es inversión de personas jurídicas. Unos datos que vienen a matizar la idea de que la gran mayoría de la inversión en unifamiliares viene de capital extranjero. Es la mayoría, pero un gran porcentaje de la inversión es insular.

Por contra, la construcción de plurifamiliar bajó un -14 % respecto al año pasado. El propio informe hace notar un estancamiento de la creación de vivienda plurifamiliar que no se ve compensada con un incremento del parque de vivienda de protección oficial (VPO).

El coste de los materiales, la pérdida de poder adquisitivo y el incremento del tipo de las hipotecas afectarán negativamente a la oferta y la demanda.

De la inversión turística, los 22 millones de euros suponen un descenso del 29% respecto a 2021. Desde COAIB indicaron que el grueso del presupuesto total es para grandes reformas hoteleras. La prórroga hasta 2025 de los incentivos para la mejora de establecimientos turísticos no habría tenido un gran impacto en el número de proyectos visados este semestre, según indicó la presidenta de COAIB.

Distribución por municipios

La COAIB ofreció este semestre por primera vez los datos de distribución proyectos de vivienda por municipio.

Santa Eulària es en el que más se construye, con un total de 42 proyectos, 12 de ellos en suelo rústico y los 30 restantes en suelo urbano.

En Sant Josep se visaron 22 proyectos de viviendas unifamiliares, en Sant Antoni 9, en Sant Joan 8, en Ibiza 3 y en Formentera 8.

Respecto a la vivienda plurifamiliar, la gran mayoría está proyectada en Sant Antoni, con 150 viviendas en plurifamiliares. Le sigue Ibiza con 21, Sant Joan con 19 y Santa Eulària con 15.
La presidenta de los arquitectos quiso señalar también a la falta de nuevos proyectos de Vivienda de Protección Oficial (VPO) visados en Ibiza y Formentera. Cero en el primer semestre de este año.

En 2022 se concluyó en marzo una promoción de 22 viviendas en Ibiza y está previsto que este mes de julio esté concluida otra promoción de 24 viviendas y en octubre una de 43, todas ellas promovidas por el Ibavi.

En fase de redacción hay dos proyectos en las Pitiusas, uno en Formentera de 17 VPO y otro en Ibiza de 60 VPO. Está previsto su visado antes de final de año para poder empezar las obras en febrero de 2023, por lo que podrían engrosar los datos anuales de VPO.

Más obras y menos suelo

Respecto a los datos generales, las cifras son mejores que en 2019 tanto en presupuesto como en superficie y creación de vivienda, sin embargo se nota un descenso respecto a 2021.
Se han visado obras, tanto nueva como de reforma, para una superficie total de 129.353 m2 (-16%), que suponen 287 obras (+9%).

La mayor parte de la superficie a la que se refieren los proyectos está destinada a vivienda (93.298 m2), seguido de construcciones de uso turístico (25.494 m2) y centros docentes (7.034 m2).

De los 287 proyectos, 225 son para vivienda.

El apunte
Isaac Vaquer Ferrer

Espera para licencias en torno a los 20 meses

Isaac Vaquer Ferrer

Vila es el único municipio de la isla que cumple con el plazo máximo de tres meses para la tramitación de una licencia urbanística que establece la Ley de Urbanismo de las Illes Balears (LUIB). Según indicó la presidenta de COAIB en Ibiza el resto de municipios siguen incumpliendo por mucho los plazos legales, rondando los 20 meses de media, si bien se ha reducido desde 2018, cuando estaba en los 28 meses en Ibiza y 15 en Formentera. «Desde el colegio se ha ofrecido ayuda para la simplificar la tramitación y parece que hay más fluidez pero la cola era muy grande».