Armengol ríe mientras habla con Ruiz en uno de los actos que coincidió con Marí. | Daniel Espinosa

4

Las reivindicaciones formuladas este lunes por el presidente Vicent Marí en su discurso del 8 de Agosto tuvieron una rápida respuesta por parte de la presidenta del Govern, Francina Armengol.
Valorando las palabras de Marí, la dirigente balear ha reconocido que este lunes, en la Festa de la Terra, «tocaba un discurso institucional» y aprovechó para resaltar la «capacidad de diálogo y de lealtad» mostrada siempre desde el Govern, no solo en relación al Consell d´Eivissa, sino también hacia todos los ayuntamientos de la isla «que han sido olvidados en este discurso».

Armengol resaltó su voluntad «insularista» y, en este sentido, recordó que la financiación del Consell d´Eivissa ha aumentado hasta un 60% desde que ella ejerce como presidenta autonómica.

«En este momento, el Consell tiene un remanente muy importante, de unos 70 millones de euros que no están en los bolsillos de los ibicencos e ibicencas, que es lo que nos gustaría a todos», aprovechó para puntualizar.

También se refirió a competencias propias de la institución insular, como las inspecciones turísticas o temas de transporte terrestre y en materia social: «Nos gustaría que ejecutara y gestionara ya las propias residencias que son del Consell, aunque no ha visto la capacidad de poder asumirlas y lo hace el Govern».

Sobre la gratuidad del servicio público de autobús anunciada por Vicent Marí, la presidenta autonómica aseguró que va en la misma línea de acción del Ejecutivo autonómico. A pesar de ello, Armengol aprovechó para criticar al Consell por su postura tras el anuncio de las bonificaciones.

«Me sorprende un poco porque quien es competente en transporte terrestre es el Consell y, desde que el presidente Sánchez anunció toda una serie de medidas para mejorar el transporte público, creo que el Consell d´Eivissa no se ha puesto en contacto ni con el Ministerio de Transportes ni con el Gobierno de España, que es con quien debería haber hablado, porque es quien puede negociar esto», explicó la presidenta.

Según Armengol, ella adoptó un papel que no le corresponde al negociar recursos para las Pitiusas y Menorca, aunque el Govern no es competente en transporte terrestre «y en ningún momento se han puesto en contacto conmigo para pedirme absolutamente nada».
«Creo que esta no es la forma de trabajar, sino que es sentarse en una mesa y tomar decisiones conjuntas», apostilló también.

Sobre la gratuidad de las escoletas del Consell, Armengol lamentó que solo hayan pensado en los centros que gestiona la institución «sin hablar con los ayuntamientos o con la red complementaria».

Contestando a las críticas, Vicent Marí defendió que «nunca en el Consell hemos estado tan cerca de los ayuntamientos» y dijo también que «se nota una agresividad por parte del Govern hacia el Consell y consideramos que, cuando viene un conseller a Ibiza, lo que debe hacer es venir al Consell; plantear los temas porque, entre todos, trabajaremos más que de manera individual».

El apunte
Sonia Ribas

Las relaciones entre las dos instituciones, cada vez más tensas

Sonia Ribas

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, parece que las relaciones entre Govern y Consell d´Eivissa son cada vez más tensas y sus posturas están más alejadas que nunca. Hace tan solo una semana, unas declaraciones del conseller de Turismo encendieron la mecha al exigir al presidente Vicent Marí disculpas públicas por su mala gestión turística. En una reciente entrevista a Radio Ibiza, criticó la «incompetencia» del equipo de gobierno insular para frenar el intrusismo en las viviendas vacacionales. Contestando a las palabras de Iago Negueruela, los populares valoraron negativamente que éste «solo viene a Ibiza para hacer oposición al presidente Vicent Marí».