Tres niñas combaten la ola de calor con juegos en el mar. | Arguiñe Escandón

0

Las altas temperaturas por encima de los 35 grados, sumadas a rachas de viento que alcanzaron el sábado por la noche los 65 kilómetros por hora, elevaron ayer el riesgo de incendios forestales hasta el nivel «extremo» o «muy alto» en varios puntos de la isla, como Ibiza y el municipio de Sant Josep, según informaron desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Balears.

En este sentido, durante la noche del sábado se vivieron varios episodios de fuertes rachas de viento que azotaron a toda la isla, provocando el desplome de árboles o la agitación de estructuras. Una de las consecuencias de la ventisca se vivió en la conocida fiesta de ‘Ants’, celebrada cada sábado en la discoteca Ushuaïa, puesto que tuvo que ser cancelada en torno a las 9 de la noche como medida de precaución y para garantizar la seguridad de los asistentes.

Además, Protección Civil precintó el cartel de publicidad de la discoteca Hï Ibiza, ubicada frente al Ushuaïa, para señalizar posibles desprendimientos.

Sin incidentes

En esta línea, fuentes de la discoteca Ushuaïa señalaron que evacuaron a todas las personas que estaban dentro del local por prevención. «No ocurrió ningún incidente anterior», puntualizaron. Además, dichas fuentes adelantaron a Periódico de Ibiza y Formentera que ayer todo volvió a la normalidad con la celebración del concierto de Hardwell dentro del local. Este cierre no fue la única situación provocada por las intensas rachas de viento que el sábado se vivieron en Ibiza. Durante la noche, un catamarán fue arrastrado hasta encallarse en el espigón del faro y tuvo que ser remolcado del puerto de Sant Antoni. También, por los fuertes vientos, se desplomó un tronco en el aparcamiento del antiguo Hospital Can Misses.

Unos incidentes que fueron el preámbulo a la noche más calurosa de este verano hasta la fecha en Ibiza, ya que prácticamente ningún municipio bajó de los 25 grados. En esta línea, la jornada de ayer estuvo marcada por el aviso amarillo al registrar temperaturas máximas de 38 grados a partir de las 12:00 horas hasta las 18:00 horas, según Aemet. No obstante, pese al calor, el día de ayer se presentó con intervalos nubosos. «Se espera que las temperaturas bajen los próximos días», apuntaron desde la Agencia Estatal de Meteorología.

Sin duda, Mallorca se está llevando la peor parte en este nuevo episodio de calor, puesto que hoy vivirán el último día de esta ola de temperaturas extremas. «Aún quedan dos jornadas de calor intenso, hasta que las temperaturas den un respiro en toda la Isla», informaron desde la Aemet.

En este sentido, desde la Agencia Estatal de Meteorología indicaron que hoy en Balears existirá un predominio del cielo poco nuboso, con algún intervalo de nubes medias y altas hasta el mediodía que pueden ocasionar alguna precipitación aislada acompañada de barro, y con nubes de evolución por la tarde. Además, señalaron que las temperaturas nocturnas experimentarán pocos cambios y las diurnas seguirán bajando.