Un grupo de turistas paseando bajo la lluvia en Ibiza. | Daniel Espinosa

1

Una ola de calor de récord da paso a chubascos y una bajada de temperaturas para los próximos días, con tormentas para este miércoles y jueves.

Según ha detallado Agencia Estatal de Metereología (Aemet), se confirma que la ola de calor «ya ha terminado» debido a la «bajada importante» de las temperaturas y la vuelta a unas temperaturas «normales» para este época del año.

Respecto a este martes, las temperaturas bajarán ya hasta los 34 o 35 grados de máxima y con intervalos de nubes bajas que se irán disipando durante el trascurso del día.

Por su parte, para este miércoles y jueves se prevé una inestabilización con más nubosidad y, sobre todo para este jueves, se producirán chubascos acompañados ocasionalmente por tormentas. Las temperaturas máximas descenderán de los 30 grados.

Para Ibiza y Formentera se esperan para este miércoles precipitaciones en general débiles acompañadas de barro y por la noche, probabilidad de chubascos fuertes con tormenta y granizo. Temperaturas nocturnas en ligero ascenso, respecto de la madrugada anterior, y diurnas en descenso, alcanzándose las mínimas al final del día. Viento de componenente oeste.

De cara al jueves, llegarán a las Pitiusas intervalos nubosos con chubascos y tormentas que podrían ser, con baja probabilidad, localmente fuertes durante la madrugada. Temperaturas en descenso. Viento de componente norte.

A continuación, el viernes el tiempo volverá a estabilizarse con temperaturas entre los 30 y los 32 grados de temperatura máxima, intervalos poco nubosos y algún chubasco ocasional por la tarde.

Por último, el fin de semana próximo se prevé estable, poco nuboso y temperaturas de hasta 32 o 34 grados en su pico máximo.

FIN DE SEMANA DE RÉCORD

En cuanto al pasado fin de semana, Del Campo ha señalado que fue «muy caluroso» en las regiones mediterráneas y Baleares, donde se han superado distintos récord de temperatura. Así, a falta de confirmación del dato, en Formentera se registró el pasado 13 de agosto hasta 44,5ºC, la temperatura más alta medida en todo el archipiélago balear desde que se tienen registros.

«Ese mismo día, el aeropuerto de Ibiza alcanzó 41ºC de temperatura máxima superando el récord absoluto anterior en mas de dos grados y medio», ha apuntado el portavoz de la agencia de meteorología.