El conseller balear, Martí March, en una reunión en Ibiza. | Marcelo Sastre

1

Instituciones pitiusas como el Consell de Ibiza y distintos ayuntamientos valoraron ayer los detalles de la propuesta del Govern para impulsar la gratuidad en la etapa educativa 2-3 años. Este martes, el Consell de Govern aprobó un nuevo decreto ley que, entre otras cuestiones, facilita que los ayuntamientos puedan suspender el cobro de las tasas o de los precios de las escoletas de la red pública a partir del 1 de septiembre.

Además, el nuevo decreto desarrolla la aplicación de la medida que, inicialmente, pasará por que los ayuntamientos adelanten el dinero del mes de septiembre a la espera de que el Govern les abone después esas cantidades. El Ejecutivo cubrirá también los gastos de funcionamiento de las aulas en el horario ordinario de escolarización de esta etapa educativa, un mínimo de cuatro horas durante diez meses, lo que supondrá un gasto de 2.500 euros por alumno.

El Consell de Ibiza ha declarado este miércoles a Periódico de Ibiza y Formentera    que la medida del Govern es «una oportunidad perdida» para el Ejecutivo balear a la hora de poder ampliar la gratuidad de las guarderías desde los 0 años, evitando así discriminaciones por motivos de edad.

La institución insular recordó que, en el marco de sus competencias, ha apostado por la gratuidad en sus centros para todas las etapas de Infantil, una apuesta a la que podría haberse sumado el Govern, pero que «ha preferido ignorar».

«Igualmente, lamentamos que se haya dejado de lado en la negociación a los centros de la red complementaria que han visto impuesta una cantidad que parece insuficiente para cubrir los gastos que deben afrontar», manifestaron también fuentes del Consell Insular.

En este sentido, la institución explicó que, debido a la crisis del Covid, estos centros ya sufrieron un momento pésimo, lo que obligó al Consell a poner en marcha una línea de ayudas extraordinarias para el mantenimiento de las escoletas privadas dotada con 257.000 euros.

Los ayuntamientos

Otras instituciones como el Ayuntamiento de Ibiza sí han celebrado este miércoles la medida. Desde Vila destacaron que, por primera vez, un ejecutivo se compromete a avanzar hacia la gratuidad de la educación para niños de 0-3 años y explicaron también que en estos momentos están estudiando la aplicación de la medida.

Desde Santa Eulària, el Consistorio reconoció que «todo lo que sea destinar recursos para ayudar a las familias está bien» y afirmaron también estar pendientes de cómo articular las ayudas.

El Ayuntamiento de Sant Josep manifestó que, de primeras, se trata de una medida «muy positiva» que confirma que «es con un gobierno de izquierdas con el que se avanza en derechos y en prestaciones».

En este caso concreto, desde el Consistorio josepí señalaron además que la estrategia planteada por el Govern «seguro que será bien recibida», permitiendo facilitar la conciliación y la corresponsabilidad.

Sant Josep recordó que es uno de los municipios sin escoleta del Consell Insular. Al mismo tiempo, destacó que 52 familias de los centros de titularidad municipal se beneficiarán de la propuesta, además de cerca de 30 niños de 2-3 años de la escoleta Can Nebot que depende del Govern.

«Junto a los centros de la red complementaria, estamos hablando de que son muchas las familias que podrán beneficiarse de esta ayuda», añadieron fuentes municipales.

Las familias

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) de Ibiza, Pepita Costa, aseguró valorar «muy positivamente» la medida impulsada por el Govern puesto que es un «paso    muy importante», lográndose por el momento parte de sus reivindicaciones.

Según avanzó Costa, todavía se estudian mejoras en la propuesta del Govern, «aunque es complicado porque es una inversión elevada». «Hay que tener en cuenta que para los comedores hay ayudas, puesto que en mayo se lanzó esta convocatoria. Así, las familias han podido optar a estas ayudas de comedor, tal como pasa en el segundo ciclo de Infantil y tal como ya sucedía en Primaria».

Para la presidenta, no supondrá problema alguno que los ayuntamientos de Ibiza deban adelantar el dinero de la subvención en septiembre, «aunque son cuestiones que deben pulirse». De hecho, reconoció que la propuesta ha sido algo «precipitada porque se nos anunció en julio y es para aplicarse en septiembre».

Sobre la futura gratuidad de las tres escoletas que dependen del Consell de Ibiza para niños 0-3, Costa reconoció que, con la propuesta, siempre se producirá un agravio comparativo, aunque hay que valorar la medida de manera positiva. Según defendió, hay que intentar que todo lo que son medidas económicas para centros educativos se planteen en las mismas condiciones.