Cuatro toneladas de hachís incautadas en Ibiza. | Daniel Espinosa

17

Royal honey (miel real), Gold (oro) o Framboise (frambuesa). Son algunas de las curiosas marcas que presentaban los 130 fardos de hachís intervenidos ayer de madrugada por la Guardia Civil en una carretera próxima a Sant Vicent de Sa Cala. El alijo alcanzó los 4.300 kilos tras pasar por la báscula, la mayor partida de esta droga intervenida en Ibiza en los últimos años.

Tras cuatro golpes antidroga en las últimas semanas fruto de complejas y trabajadas investigaciones, la incautación de este jueves se desencadenó en uno de los controles de prevención que vienen desplegando los efectivos del Grupo de Acción Rápida (GAR) y el Grupo Rural de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil que se encuentran de refuerzo desde principio de verano en la Isla.

Material incautado por la Guardia Civil en Ibiza. Foto: Daniel Espinosa

La interceptación

Según han informado este jueves desde la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Guardia Civil, el conductor del vehículo que iba cargado de droga se dio a la fuga a la carrera, abandonando la sobresaliente partida de hachís.

Los agentes activaron un dispositivo para buscar al individuo por la zona norte de la Isla. Asimismo, la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer el origen de la droga y cómo fue introducida en Ibiza.

Este operativo se enmarca dentro de las actuaciones que la Guardia Civil viene desarrollando en la isla de Ibiza desde el inicio de la temporada estival de este año, apoyadas en el despliegue de unidades de élite que han reforzado la seguridad en la Isla y que han permitido hasta el momento la detención de 58 personas, y la incautación de más de 4,5 toneladas de hachís, 50 kilos de cocaína, 18 kilos de metanfetamina, 13,5 kilos de cocaína rosa; 5,6 kilos de ketamina, 5 armas de fuego y más de un millón de euros en efectivo.