8

El alcalde de Sant Josep, Ángel Luis Guerrero, y el primer edil de Ibiza, Rafa Ruiz, presentaron este viernes la reforma prevista del tramo central de la principal avenida de Platja d’en Bossa –compartida entre los dos municipios– a los representantes de las entidades vecinales y empresariales de esta zona.

El encuentro se celebró este viernes en las Oficinas Municipales de Sant Jordi, con la asistencia también del teniente de alcalde de Hacienda de San Josep, Vicent Roselló, y de la concejala de Comercio de Ibiza, Dessiré Ruiz.

Gran esfuerzo

Guerrero destacó, tras la reunión, «el esfuerzo que hemos hecho para conciliar los intereses y necesidades de todos los sectores implicados para poder presentar una transformación que tiene un importante apoyo de todos, tanto de los vecinos que gozarán de este espacio como de los agentes económicos que verán muy mejorado el entorno de sus negocios».

En este sentido, el alcalde recordó que con esta transformación se quiere «dar el protagonismo a las personas y no a los vehículos», aunque anunció que se ha buscado una solución de estacionamiento para los vecinos, puesto que las plazas de estacionamiento de la calle desaparecerán con esta reforma. Por su parte, el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, afirmó que «la remodelación de este tramo en este barrio nos permitirá resolver las deficiencias de las infraestructuras hídricas y de saneamiento, renovándolas de forma integra así como la mejora del rendimiento energético del alumbrado público y la incorporación de una mejora en la movilidad con un carril bici.

«Unas mejoras medioambientales que acompañan a las inversiones que ha realizado el sector empresarial en los últimos años y que cuenta con el apoyo y el consenso tanto del vecindario como del sector empresarial», puntualizó Ruiz.

En esta línea, Guerrero explicó que a primeros de octubre empezarán los trabajos de replanteo para poder dar inicio a las obras en la segunda quincena del mes. «Esta importante transformación, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, debería estar terminada durante el primer trimestre del próximo año. Esperamos que esté terminado antes de Semana Santa», señaló Vicent Roselló.

Cabe recordar que se intervendrá en un ámbito de 8.500 metros cuadrados de un tramo de calle de 450 metros que va del Hotel Algarb, en la avenida Pere Matutes de Vila, donde está prevista una nueva glorieta que dará mayor seguridad al tráfico, hasta la glorieta del final de la calle de la Murtra.