Rafa Ruiz, a su llegada a los Juzgados de Palma, el pasado mes de junio. | Teresa Ayuga

El exconseller balear Josep María Costa confirmó este miércoles que ha recurrido su imputación en el conocido como ‘Caso Puertos’, aunque declinó realizar valoraciones al respecto. La magistrada Martina Mora le incluyó en el proceso como vicepresidente del Club Náutico Ibiza (CNI) en relación a la supuesta trama para manipular la adjudicación de la dársena deportiva del puerto de Vila.

El exalcalde Rafa Ruiz también ha recurrido el auto alegando que su papel en la adjudicación no fue delictiva, según publicó Gaceta Náutica.

Ruiz ya anunció el pasado mes que tenía previsto recurrir la interlocutoria de la jueza avanzando que iba a presentar un recurso de reforma y subsidiario de apelación contra la misma ya que «no se desprenden de lo instruido indicios racionales suficientes de ningún delito».

En un comunicado, desde el PSOE consideraron que las conclusiones de la jueza eran «meras conjeturas y suposiciones sin entidad suficiente para la continuación del procedimiento», afirmando que lo que sí había quedado acreditado en esta instrucción es que el socialista «siempre actuó en base a criterios técnicos y en defensa del interés general».

Desde el PSOE de Vila aclararon además que la interlocutoria no implicaba que Rafa Ruiz fuera juzgado puesto que todavía debían presentar sus escritos las acusaciones (la Fiscalía y la empresa Doce Millas), por lo que el asunto podía ser revocado por la Audiencia provincial.

La magistrada había resaltado en su auto la existencia de indicios que demostrarían que los investigados manipularon el concurso con la intención de beneficiar al Náutico. Según consideró, existió un acuerdo entre la cúpula de la Autoridad Portuaria y los responsables de la entidad para asegurar que conservaban la explotación, excluyendo a otros competidores.

La instructora de la causa manifestó que Rafael Ruiz, en su condición de vocal de la APB, votó a favor de la aprobación de criterios de valoración que beneficiaban al Club Náutico de Ibiza «a sabiendas de su injusticia y la oposición a la libre concurrencia». Además, siempre según el auto, habría participado activamente en las resoluciones y decisiones que favorecieron supuestamente al CNI.

En cuanto a Josep María Costa, el auto judicial señalaba que no se había acreditado su participación en los actos previos y coetáneos a las resoluciones consideradas prevaricadoras, aunque sí constaría su participación «activa e importante» en los hechos posteriores, según informó Gaceta Náutica. El principal imputado en las diferentes piezas del sumario del caso Puertos es Juan Gual de Torrella, quien fuera presidente de la APB entre 2015 y 2020.