Javier Mevdedovsky perpara un 'batido verde energético', una de sus recetas de cocina crudivegana. | Irene G.Ruiz

2

Vinculado desde hace más de 10 años al mundo de la cocina, Javier Mevdedovsky descubrió el estilo crudivegano a raíz de un problema de salud que finalmente superó con éxito. «He trabajado con chefs tan importantes y prestigiosos como Martín Berasategui y tras muchos años de experiencia he llegado a la conclusión de que los cocineros están muy estresados. Siempre he tenido problemas de alergias y asma; superé una dificultad respiratoria con éxito y descubrí que la clave estaba en cambiar mi estilo de vida y, por tanto, de alimentación», aseguró
'Raw Food'
Fue de esta manera como Mevdedovsky, que se define como «chef espiritual», empezó a documentarse sobre el crudivorismo o crudiveganismo, un estilo de cocina en el que los alimentos no pasan por procesos de cocción ni fritura. «Se trata de alimentación consciente en la que, además de saber lo que comemos también, también sabemos cómo lo preparamos, de ahí la espiritualidad. En Estados Unidos se conoce como raw food, que tiene connotaciones positivas, y en España como crudivorismo, que parece que tiene una interpretación más negativa, pero no es así porque realmente se trata de preservar la vida de los alimentos. Esto no quiere decir que todos los alimentos crudos tengan vida porque las semillas, por ejemplo, tienen que pasar por un proceso de germinación para conseguir tener vida», asegura el chef.
Si bien la base de este estilo de cocina no acepta que los alimentos se cuezan ni frían sí que pueden someterse a procesos de deshidratación, germinación, fermentación y marinación. «Se pueden hacer muchos platos con esta cocina, por ejemplo, quesos, masas con crocante, sopas o zumos de todo tipo», asegura.
Y aunque parezca una moda más en la infinidad culinaria que existe en la actualidad se trata, básicamente, de volver a los orígenes. «Mira la naturaleza. ¿Qué ves? Todo verde, todo vivo. Antaño la gente comía lo que daba la naturaleza, sin someterlo a ningún proceso. Pasa lo mismo con la agricultura ecológica, que parece la última moda cuando es lo que han comido siempre; sólo lo que da la tierra con el agua y el sol, sin productos químicos», cuenta este 'chef espiritual' para quien la alimentación influye en todos los aspectos de la vida: «Si cocinas estresado los platos no saben igual, no transmiten lo mismo. Si comes vida, alimentos vivos, recibes más vida; aprovechas todos los nutrientes, minerales y enzimas al máximo. Es así de sencillo. No nos paramos a pensar, pero esa frase de 'somos lo que comemos' es totalmente cierta porque la alimentación nos influye no sólo en la salud, en el plano más físico; sino también en lo emocional, en nuestras angustias, nuestras dudas», cuenta el chef Mevdedovsky, impulsor del crudivorismo en la isla desde el verano pasado mediante talleres o cenas participativas.
Sobre este tipo de cocina existe una amplia bibliografía que profundiza en detalles como la distribución de los alimentos en cuatro grupos, recetas sencillas y que implican una mayor elaboración, beneficios y cuestiones similares. Destacan en este sentido el libro Crudo en la nevera, de la naturópata y nutricionista Ana Moreno, The complet book of raw food, de Baird Rowell, o El crudivorismo puede salvarte la vida, de Marc Ams. Asimismo existen infinidad de sitios web sobre este tema, como www.espiritualchef.com