0

Tras la liberalización de las rebajas por parte del Gobierno central en 2012, son pocos los comercios en Ibiza que se esperan al 7 de enero para ofrecer las primeras rebajas del año en sus artículos. Desde el mismo lunes, y aprovechando la semana de Reyes, muchos establecimientos lucen en sus escaparates los llamativos carteles con suculentos descuentos que en estos primeros días del año no suelen superar el 30 por ciento. «Al principio, los descuentos suelen estar entre el 20 y el 30 por ciento, algunos incluso llegan hasta el 50 por ciento y a medida que van avanzando las semanas, a finales de enero y principios de febrero, los descuentos serán más grandes», asegura Vicent Tur, economista de la Pequeña y Mediana Empresa de Ibiza y Formentera (Pimeef).

Tur apunta que aunque la mayoría de comercios «a partir del día 2 de enero ya cuelgan los carteles de rebajas, promociones y descuentos, todavía hay quienes apuestan por esperar al día 7 y seguir la tradición». El economista de la Pimeef señaló que el comercio minorista de Ibiza «cada vez tiene más difícil competir» por la proliferación de franquicias de carácter internacional en la isla.

Desde la patronal ibicenca recuerdan a consumidores y comerciantes que en la etiqueta del artículo rebajado debe aparecer el precio el actual y el anterior al descuento. Además, los productos rebajados deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de ofertarse a menor precio.