Los implicados en las amenazas a un empresario negocian un acuerdo

| | Eivissa |

Valorar:

Reducir la petición de pena de prisión a la mitad y una sustancial rebaja de la indemnización. Es el principio de acuerdo alcanzado ayer entre la acusación y las defensas de los cuatro hombre acusados de amenazar a un empresario belga afincado en Ibiza y al que reclamaban cerca de un millón de euros.
El juicio arrancó ayer en el juzgado de lo Penal número 2 de Ibiza, pero quedó suspendido tras casi dos horas de negociaciones entre las partes implicadas. La juez Martina Rodríguez ha citado a los implicados este mediodía para resolver el caso.
Según fuentes judiciales, los acusados aceptarían un acuerdo de conformidad de un año y medio de prisión y una indemnización de algo más de 100.000 euros. El acuerdo quedó pendiente de unos flecos que deben estar solventados antes de las 12 horas de hoy, hora fijada por la jueza para retomar el juicio.
Los hechos juzgados ocurrieron entre finales de 2012 y principios de 2013 y fueron denunciados ante la comisaría de la Policía Nacional de Ibiza.
En la banqueta de los acusados se sientan cuatro hombres de nacionalidad belga. Según el relato de acusación, uno de ellos, se puso en contacto con los otros tres acusados para reclamarle al denunciante una suma de dinero que le habría dejado a deber a consecuencia de otros negocios en Bélgica.
Entre los acusados se encuentra Basri Bajrami, alias ‘Tosca’, implicado años atrás en el secuestro de un exprimer ministro belga.
Según el relato de los hechos, Basri, puesto de acuerdo con los otros tres acusados, se desplazó a Ibiza el 4 de noviembre de 2012 para mantener un encuentro con la víctima en un hotel. Una vez allí, Basri, en tono amenazante, le dijo: «vamos a dejarnos de bromas, sabemos donde vives, quién es tu familia, dónde va tu hijo al colegio, queremos 300.000 euros y te damos un plazo de 30 días para entregar el dinero». Cumplido el plazo, Basri llamó por teléfono al empresario víctima de la extorsión llegando a pedirle 960.000 euros.
Finalmente, los acusados quedaron con el denunciante en un hotel de Madrid y allí fueron detenidos por la Policía Nacional

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.