Una maqueta tiflológica da a conocer Dalt Vila a las personas con discapacidad visual

| Eivissa |

Valorar:
preload
El director de la ONCE, Mariano Torres, junto al concejal de Cultura y Patrimonio, Pep Tur, junto a la nueva maqueta tiflológica.

El director de la ONCE, Mariano Torres, junto al concejal de Cultura y Patrimonio, Pep Tur, junto a la nueva maqueta tiflológica.

07-02-2017

Las personas con discapacidad visual podrán conocer mejor nuestro patrimonio gracias a la nueva maqueta tiflológica de Dalt Vila.

El concejal de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Ibiza, Pep Tur, presentó ayer en el refectorio del antiguo Consistorio, la maqueta tiflológica de Dalt Vila, que está preparada especialmente para el uso de personas con discapacidad visual.

La iniciativa, del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad, proporcionará una maqueta de estas características a las 15 ciudades que forman parte del grupo con la intención de favorecer el mejor conocimiento de los bienes patrimoniales de las ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad entre el colectivo de las personas invidentes o con problemas de visión.

Al alcance de todos

Mariano Torres, director de la ONCE en la isla de Ibiza, estuvo presente en el acto, donde pudo descubrir lo «maravilloso» de poder contar con este elemento informativo de Dalt Vila.
Al palpar con sus manos y dedos, Torres descubrió los detalles de la maqueta, realizada por el maquetista madrileño Javier Villaroya. Realizado a escala 1/400, el proyecto se centra en el perímetro de las murallas de la ciudad antigua, «que es el bien principal de la declaración de la UNESCO del año 1999», aunque también se ve representada la línea de la antigua muralla árabe, así como la catedral, «que sirve como elemento de situación».
Realizada a través de un molde de silicona y fibra de vidrio, la superficie cuenta información referente a los baluartes, así como a las tres entradas al recinto amurallado.
La base cuenta también con información en braille, relativa a las dos fases de construcción de la fortificación.
La maqueta se ubicará de manera provisional en el Refectorio del antiguo Ayuntamiento de Ibiza, para pasar después a la sede de la ONCE, que se encuentra en Vía Romana. «Estamos muy contentos de poder contar con esta maqueta en nuestras instalaciones para que la puedan disfrutar todos los afiliados y los que deseen verla», aseguró Mariano Torres.
La maqueta, que ha supuesto una inversión de 5.600 euros al grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad, se trasladará a su localización definitiva una vez se decida su mejor ubicación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.