7

La industria del ocio en Ibiza saca pecho tras las conclusiones extraídas del Anuario del Turismo de les Illes Balears 2016, que en su apartado ‘Pros y Contras del turismo de ocio en Ibiza’, vincula el éxito internacional y el poder económico de la isla con su oferta musical nocturna.

«Estamos muy contentos con el contenido de este informe. Nos gusta que dos expertos independientes constaten algo que ya sabemos todos, pero que muchas veces nos gusta ocultar por el miedo a diferentes reacciones», indicó ayer José Luis Benítez, presidente de Ocio de Ibiza, la asociación que aglutina a las principales salas de fiesta y beach clubs de la isla.

Benítez comparte con los coautores del informe, José Ramon Cardona y Carmen Azpelicueta, que sin el potencial de este producto turístico «la isla perdería gran parte de la diferenciación y con ella las ventajas económicas implícitas».

Desde la patronal ibicenca destacan que el año pasado la industria del entretenimiento musical aumentó un 4% su facturación, cifrada en cerca de 500 millones de euros, y disparó la contratación de personal en un 7%, superando los 8.000 empleos directos e indirectos. De cara a la próxima temporada turística, Benítez prevé que el sector crecerá otro 5%, consolidándose como «el referente mundial» del entretenimiento nocturno.

Pero esta oferta genera inconvenientes e «impactos negativos», sobre todo entre la población residente, que el presidente de Ocio de Ibiza admite y pretende reducir: «No todo vale en el sector, para todos existen normas y para nosotros también y los empresarios están obligados a cumplirlas». Benítez reconoce que este tipo de empresas «son en cierto punto molestas», pero asegura que desde la asociación intentan «ver los problemas de frente y minimizarlos, pero es complicado».

Noticias relacionadas

El representante de la patronal considera que la población residente «tiene derecho a descansar y a vivir bien», pero recuerda que «hoy por hoy Ibiza vive del turismo». «Ojalá fuéramos capaces de tener otro tipo de industrias para no solo estar pendientes del verano y de la llegada de turistas, pero tenemos que ser realistas», argumenta Benítez, quien añade que «el sector ha tirado del carro en momentos de crisis».

«Si somos capaces de sentarnos en una mesa y mirar hacia adelante respetando las reglas del juego seguiremos teniendo un producto diferenciado al de nuestros competidores», subraya.

El sector sufrirá cambios importantes este verano, con movimientos en el Grupo Pachá y la llegada de Hï en lugar del ya desaparecido Space Ibiza. Sin embargo, multitud de beach clubs adelantarán sus aperturas al mes de marzo. «El sector está muy vivo e invierte para no dejar nada a la fortuna», concluye Benítez.

LA NOTA

«La meta es conseguir temporadas de 7 u 8 meses»

Desde el sector del ocio nocturno aseguran que para esta temporada ya están «completos» los meses de julio y agosto y que la gente «cada vez quiere venir antes». Benítez asegura que el objetivo es «conseguir temporadas de siete u ocho meses». «Se nos pidió alargar la temporada y lo estamos haciendo», sostiene el presidente de Ocio de Ibiza.