Entrevista

«Hay que dejarse llevar por la buena música, la paz y el amor porque cada vez estamos más tensos»

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Juanito Makandé y Canijo de Jerez ayer por la mañana en las instalaciones de Periódico de Ibiza y Formentera.

Juanito Makandé y Canijo de Jerez ayer por la mañana en las instalaciones de Periódico de Ibiza y Formentera.

24-05-2017 | DANIEL ESPINOSA
«Hay que dejarse llevar por la buena música, la paz y el amor porque cada vez estamos más tensos»

Las Dalias inaugura hoy a las 21.00 horas su temporada de verano con el concierto de Estricnina, el nuevo proyecto musical de dos grandes amigos, Canijo de Jerez y Juanito Makandé. Ambos nacidos y criados en la provincia de Cádiz y con una amplia trayectoria a sus espaldas, han hecho un paréntesis en sus carreras en solitario para publicar su primer disco en común, Hemos visto cosas que harían vomitar a un murciélago, y ofrecer un concierto en Ibiza en el que prometen que el público sentirá «contracciones de varios grupos musculares a la vez y estimulará su actividad cardíaca con la liberación de la serotonina: la hormona de la felicidad». Y es que ellos son así, llevan la gracia y la forma garrapetera de entender la vida por bandera.

—¿Cómo se hace vomitar a un murciélago?
—(risas) Dándole un yogur caducado.

—¿Qué vamos a encontrar en Hemos visto cosas que harían vomitar a un murciélago?
—Un resumen de 15 años de trayectoria musical con temas que son una celebración de la vida y un ejercicio de costumbrismo social.

—Dicen que su disco es «punkarra». ¿No es un cambio muy fuerte tras Los Delinqüentes y Radio Makandé? ¿No creen que sus fans se pueden extrañar?
—Los Delinqüentes ya éramos «punkarras» con guitarras de palo y lo de Estricnina más que punkarra es rock andaluz. Y sí, es un cambio muy grande en comparación con nuestros anteriores discos y aunque nuestros fans se sientan extrañados el objetivo era romper con las normas establecidas e investigar otros sonidos.

—El proyecto pinta muy bien. ¿Seguirán con sus carreras en solitario?
—Este proyecto está funcionando muy bien pero tiene fecha de caducidad. Octubre. Después nuestras carreras en solitario volverán con más fuerza que nunca.

—¿De dónde sale Estricnina?
—De dos compadres que se lo pasan muy bien de barbacoa con sus guitarras y sus ocurrencias.

—Con los tiempos que corren en la música, ¿son unos locos o unos valientes?
—En la vida hay que arriesgar para que el viaje sea más entretenido. Y creemos que es de valientes empezar nuevos proyectos siempre que haya ganas e ilusión.

—¿Cómo ven la música actual?
—Si te refieres a la música que suena en la radio o en la tele la vemos más negra que el culo de un murciélago (risas). Pero no todo está perdido, hay otro panorama menos conocido de grupos españoles que hacen buena música aunque no suenen en la radio.

—¿Sigue vivo el espíritu garrapatero? Es una forma de afrontar la vida...
—Por supuesto porque es una forma muy barata y eficaz de ser, de pensar, de andar, de escuchar música...

—Prometen liberar la hormona de la felicidad en su concierto. ¿Tienen la patente? Hoy valdría mucho dinero.
—(risas) ¡Por supuesto! Reivindicamos la fiesta y el buen rollo y a día de hoy hay que dejarse llevar por la buena música, la paz y el amor porque la gente está muy tensa últimamente. Y encima es gratis.

—Los dos son de Cádiz, uno de la Línea de la Concepción y otro de Jerez y se conocen desde hace años. Se definen callejeros, de plazoleta, parque y tasca. ¿Eso hoy en día es posible?
—¡Claro! Afortunadamente aún hay tribus urbanas que prefieren la comunicación verbal, los litros de cerveza fríos, las guitarras, mirarse a los ojos...

—¿Y aquí con todo el lujo que hay?
—En Ibiza hay un lado hippie y callejero mejor incluso que en otras partes de España.

—¿Les veremos en discotecas o son más de campings?
—Somos más de chiringuitos, sol y playa aunque si nos invitan tampoco nos importaría ir a alguna discoteca guapa a echarnos unos dancing (risas).

—¿A qué le cantarían en Ibiza? ¿Qué les inspira?
—A hacer el amor entre calas inspirados por el licor de yerbas ibicencas (risas).

— La provincia de Cádiz es un lujo, tanto por su gente como por sus paisajes y sus playas... ¿Cual es el secreto para que, aunque suene a tópico, lleven ustedes el sentido del humor por bandera?
—La gente y la forma de mirar la vida. Siempre alegres y positivos aunque nos inunde el paro. La gastronomía y el vino también tienen parte de culpa (risas).

—Juan, ¿cómo hace para mantener los pies en el suelo cuando lee que Billboard le considera uno de los artistas latinos que más que hay que seguir?
—No sabía ni lo que era Billboard, pero estoy agradecido de su consideración (risas). ¡Ole!

—La última, ¿celebrarán el ascenso si el Cádiz sube a Primera División?
—¡Por supuesto! Nos gusta el fútbol y que siempre haya motivos para celebrar.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.