La asamblea celebrada en la tarde de ayer tuvo lugar en el salón de actos del antiguo Hospital de Can Misses. | DANIEL ESPINOSA

7

El Sindicato Médico organizó ayer una asamblea en Ibiza para explicar la situación a la que se enfrenta el sector sanitario a raíz de la aprobación, por parte del Govern, del proyecto de decreto para imponer el catalán como requisito obligatorio para ejercer en Balears. Un decreto rechazado por el Sindicato Médico de Balears (Simebal), el Sindicato de Enfermería SATSE, CCOO y CSIF y que obtuvo la abstención de UGT y USAE.

«Nos oponemos porque aquí sufrimos la falta de personal crónica», dijo David Fernández, médico asistencial del 061 en la isla. En este sentido, explicó que los sindicatos, junto con el IbSalut, estaban preparando oposiciones que «tenían que salir este año, pero que no van a salir por todo este follón del catalán». Unas oposiciones en las que ya se habían negociado las condiciones y se había llegado a la conclusión de que el catalán fuera obligatorio «como marca la ley», pero sin impedir que los profesionales pudieran presentarse al examen.

«Hay casos de gente que lleva trabajando en Primaria desde hace 20 años, no tienen el título de catalán y no van a poder presentarse a la oposición para ocupar su puesto de trabajo», criticó Fernández. Incluso hay quien si lo tiene y también se muestra en contra de esta medida que, previsiblemente, aparecerá publicada en el BOI en marzo de 2018. Lo que todavía no está muy claro es si van a exigir tener el título para participar en las bolsas de trabajo y optar a contratos temporales.

«El 70% de los médicos que están ejerciendo ahora no tiene la titulación», matizó Fernández al tiempo que explicó la situación de «incertidumbre» que están viviendo en el sector. «En 2018 va a haber una gran oposición a nivel nacional y ya hay gente que está pensando que si aquí no van a poder presentarse, lo harán en las Comunidades Autónomas que puedan». Una situación que va a provocar «una fuga masiva de los que ya estamos y un efecto rechazo en los que puedan venir», dijo.

Ibiza tiene un problema «crónico» para llenar sus plantillas. Así, el servicio de Urgencias es el más afectado por la falta de personal, pero no el único. El servicio de radiología solo tiene actividad por la mañana y «el resto del día se mandan los informes por telemedicina desde fuera del Hospital porque solo hay dos radiólogos que hacen guardia». En Primaria y en el 061 cubrir las plazas por vacaciones es prácticamente «imposible». Tras la asamblea, desde el Simebal de Ibiza precisaron que no se descartan movilizaciones, siempre que las organice la central del sindicato en Balears.

LA NOTA

¿Peligran las plazas fijas si no se tiene el título?

La respuesta es no. Todos los profesionales que cuentan con un puesto de trabajo fijo, es decir, que ya tienen su plaza, no tendrán la necesidad de sacarse el título excepto si quieren optar a un proceso de movilidad. En este sentido, podrán exigirlo tanto dentro de la Comunidad Autónoma como a nivel peninsular.

«A la gente que trabaja y no tiene el título no les pueden despedir. Lo primero porque los necesitan», señaló David Fernández, médico asistencial del 061 en Ibiza.

Noticias relacionadas

Además, el problema se agrava cuando Balears no contempla permitir una moratoria para que los trabajadores sanitarios puedan obtener el título de catalán.