Investigado por conducción temeraria y lesiones el conductor que causó lesiones a un ciclista

| | Eivissa |

Valorar:

El conductor de 46 años denunciado por provocar un accidente en el que resultó herido un ciclista de 22 años es investigado como autor de sendos delitos de conducción temeraria y lesiones, según le notificó ayer el Equipo de Atestados de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Ibiza, agentes responsables de la investigación.
El hombre de nacionalidad italiana y residente en la isla compareció ayer en el cuartel de Can Sifre. Una vez allí, los agentes le notificaron los delitos por los que deberá responder ante las justicia. Fuentes de la Guardia Civil explicaron que tras la investigación desarrollada con la toma de declaración de diversos testigos e implicados, el Equipo de Atestados ha remitido las diligencias a los juzgados de Ibiza. A partir de ahora el conductor será citado en los juzgados para responder por los hechos ocurridos el domingo a mediodía.
Maniobra temeraria
Los hechos ocurrieron en torno a las 12.20 horas del domingo. Tras el incidente, una ambulancia del 061 se desplazó hasta el lugar del suceso y trasladó al joven ciclista de 22 años hasta la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. Marc fue atendido de policontusiones y posteriormente recibió el alta médica.
«Adelantó a dos coches en una curva sin visibilidad y después nos adelantó a nosotros cuando venía otro coche de frente. Nos pasó a poco más de 5 centímetros. Le llamamos la atención a gritos y su respuesta fue un frenazo en seco. Marc no pudo reaccionar a tiempo y salió disparado por encima del manillar, golpeándose con la cabeza contra el cristal. Menos mal que llevaba casco. Mi hijo quedó tendido en el asfalto y el conductor se marchó del lugar». Así recordaba Pepe el episodio sufrido el domingo a escasos metros del puente de Buscastell. Pepe, Marc Torres y otros dos ciclistas regresaban a casa después de su salida dominical, una vuelta que acabó de forma accidentada por las maniobras del conductor denunciado.
«El golpe fue muy duro y mi hijo sufrió lesiones cervicales que, afortunadamente no son graves», señaló a Periódico de Ibiza y Formentera el padre del joven ciclista que formaba parte del grupo y que recriminó al conductor la acción antes de que este abandonase el escenario del accidente. Según el relato de los hechos, uno de ellos recriminó la actitud del conductor golpeando el lateral del coche y causando daños en un espejo retrovisor.
En el coche viajaba el conductor, una mujer y su hija menor de edad, según relató la mujer, que tras el accidente se personó en el puesto de ses Païsses para denunciar la actitud del grupo de ciclistas. Aseguraron que adelantaron al grupo en una zona segura y que fue un ciclista el que golpeó al coche. Esta versión es rebatida por el grupo de ciclistas y otros conductores que circulaban por la zona del puente de Buscastell y que advirtieron que el coche había realizado varios adelantamientos sin respetar la línea continua en curvas con nula visibilidad. El conductor deberá responder en sede judicial.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.