0

El puerto de Ibiza espera recibir esta temporada un total de 175 cruceros, es decir, un 4% menos de escalas que las registradas el año pasado cuando se alcanzó el máximo histórico de 180. «Hay un número menor de escalas, pero los cruceros vienen con más pasajeros», señaló Alfonso Rojo, presidente de la Petita i Mitjana Empresa d’Eivissa i Formentera (Pimeef) aprovechando la llegada del buque ‘Aida Aura’ a Ibiza.

De esta manera, dijo que las previsiones son buenas, con aproximadamente 300.000 visitantes, y esperan superar los números del año pasado. «El turismo de cruceros es un turismo muy atractivo, un turismo de alto poder adquisitivo al que tenemos que dar el mejor servicio», añadió.

Desde el punto de vista del presidente de la Pimeef, los datos reflejan que la pitiusa mayor ha recuperado un turismo que siempre ha reclamado. «Desde que tenemos competencias en Turismo, somos responsables y quién mejor que nosotros para pelear lo que queremos y lo que necesitamos».

Así, matizó que los datos reflejan que este es el camino para «desestacionalizar» la temporada turística ofreciendo un producto atractivo para los visitantes. «Tenemos que intentar no solo que disfruten, si no que el boca a boca sea lo que nos siga dando una buena promoción y quieran repetir», remarcó.

Noticias relacionadas

Evitar colapsos

Por su parte, Gloria Corral, concejala de Comercio del Ayuntamiento de Vila, explicó que desde las instituciones se está trabajando para poder gestionar el flujo de gente que llega al puerto cuando coinciden, simutáneamente, más de tres cruceros. «Esto va a ocurrir en cuatro fechas puntuales durante toda la temporada y ya se está trabajando para que este turismo pueda seguir llegando y, a su vez, no comporte problemas para los residentes o para otras áreas».

En este sentido, dijo que ya se han mantenido las dos primeras reuniones con los entes implicados para atajar el problema. Y es que, según matizó, «puede coincidir que, en el mes de agosto, lleguen tres o cuatro cruceros con un desembarco de 8.000 o 10.000 personas». Una situación que «hay que gestionar como toca», subrayó Corral.

Por el momento, la temporada ya está en marcha y fue ayer cuando llegó a la dársena pitiusa el ‘Aida Aura’ con 1.266 pasajeros. Con un arranque que empezó el pasado 24 de marzo, las previsiones son esperanzadoras para una temporada que alarga las escalas hasta prácticamente finales del mes de diciembre.