Listos para actuaciones de emergencia

| Ibiza |

Valorar:
preload
Los 32 soldados del Ejército de Tierra se preparan para realizar maniobras de seguridad en Sa Coma.

Los 32 soldados del Ejército de Tierra se preparan para realizar maniobras de seguridad en Sa Coma.

29-08-2018 | DANIEL ESPINOSA

Una sección compuesta por 32 militares del Regimiento de Infantería Palma 47 del Ejército de Tierra, perteneciente a la Comandancia General de Baleares, llegó el lunes a Ibiza para realizar diferentes maniobras militares en el marco del Plan Vigilante Balear, que tiene como objetivo recabar información para elaborar planes de prevención y evacuación en caso de incendios forestales.

Este plan, que se inició el martes con una ruta desde Cala d’Hort hasta Cala Bassa (lo que supone una distancia de entre 20 y 25 kilómetros, es decir, cuatro horas a pie), continuó ayer por la mañana en el antiguo recinto militar de Sa Coma y está orientado durante el periodo estival a la prevención de incendios y la protección medioambiental, aunque el cuerpo también realiza planes de protección civil y dirigidos a actuar ante diferentes situaciones de emergencia o que puedan afectar a la seguridad.

Los soldados reciben instrucciones de seguridad. Foto: Daniel Espinosa.

«Hoy (ayer) hemos realizado una práctica de movimiento, de embarque y desembarque en helicóptero de transporte, y esto nos sirve tanto para nuestra preparación como para operaciones internacionales o para actuaciones de emergencias, como puede ser un movimiento helitransportado hacia una zona de incendio, en la que apoyaríamos tanto al Govern balear como a la Unidad Militar de Emergencias (UME)», explicó el teniente Alejandro Cobas.

Así, los 32 soldados del Regimiento de Infantería Palma 47 realizarán durante toda la semana maniobras a lo largo y ancho de la isla, enfocadas principalmente a proteger el medio ambiente en caso de incendios forestales, que es una de las áreas de actuación fundamentales de la Comandancia General de Baleares. «Estamos llevando a cabo ejercicios enfocados a nuestra principal área de actuación, que es la preparación y la seguridad, tanto en territorio nacional como en territorio internacional, pero también realizamos la mayor parte del verano operaciones de carácter medioambiental», declaró el teniente Cobas, minutos antes de que se ejecutaran los ejercicios militares que iban a tener lugar en Sa Coma. Unas actuaciones se realizan durante todo el año por todo el archipiélago balear de forma ininterrumpida.

Los militares realizan una prueba de embarque. Foto: Daniel Espinosa.

Verano tranquilo

Preguntado sobre lo «tranquilo» que estaba siendo el verano en Ibiza y los pocos incendios que había habido, el teniente explicó que no se habían tomado medidas especiales para reforzar la seguridad en este sentido, desde el cuerpo militar, pero que en caso de que se produjera alguna emergencia que requiera de una dotación más específica se activaría el Plan de Alerta de la Unidad Militar de Emergencias de Sa Coma, que actuaría contra el incendio de forma inmediata y que dispone de un destacamento de entre 3 y 5 efectivos, a los que habría que añadir las tropas de unidad que llegarían desde Valencia en helicóptero.

Este verano, no ha habido ningún incendio que haya superado la hectárea de terreno calcinado en las Pitiusas, una realidad que contrasta con la del año 2017, cuando el 28% de los incendios forestales de Baleares (con 168 hectáreas calcinadas en el archipiélago) se registraron en las Pitiusas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.