Asociaciones de países del este de Europa, Sudamérica, Asia, África y de distintas regiones de España pusieron ayer a funcionar los fogones y parrillas para ofrecer a los asistentes una muestra de la gastronomía local de sus lugares de origen. | DANIEL ESPINOSA

0

El aire en Santa Gertrudis estuvo ayer poblado de aromas especiados, agridulces, tropicales. Una invitación a probar y experimentar en la quinta edición de la jornada gastronómica intercultural organizada dentro del programa de las fiestas patronales del pueblo.

Más de una decena de asociaciones de distintas regiones de España y de varios países del mundo ofrecieron las delicias dulces y saladas de sus lugares de origen para todos aquellos curiosos que se acercaron. Muchos de ellos llegaban hambrientos después de los distintos torneos deportivos de tenis y fútbol que organizó la localidad.

El evento contó también con las actuaciones benéficas de las asociaciones de Paraguay, República Dominicana, Ucrania y Filipinas.