Negueruela: «En las Pitiusas tiene que cambiar lo de contratar a gente no cualificada, pero requiere de reformas estructurales»

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Iago Negueruela, conseller de Treball, Comerç i Indústria.

Iago Negueruela, conseller de Treball, Comerç i Indústria.

26-11-2018 | DANIEL ESPINOSA

Iago Negueruela asegura que las Pitiusas, y el conjunto balear, han mejorado los datos de empleabilidad de los últimos años. Presume de la subida en la afiliación y la destrucción de contratos a tiempo parcial que, dice, alcanzan niveles históricos.

Los datos de precariedad que se presentaron hace unas semanas en los que se decía que esta temporada se habían transformado 1.344 contratos temporales en indefinidos, ¿significan que Ibiza está por delante de la Península en este sentido?
—Sí, hemos mejorado año tras año los resultados y, sobre todo, el comportamiento global de la isla de Ibiza ha mejorado mucho respecto a España y está mejor que la media balear. Eso significa que el mercado en Ibiza está adelantándose a otro tipo de comportamientos y creo que eso es positivo. Ibiza ha sido la primera en recuperar el nivel de empleo anterior a la crisis, primera en contar con más contratación indefinida y, también, la primera en tener las tasas de desempleo más bajas de España.

Es un dato que a primeras choca ya que la isla se caracteriza por la parcialidad de los contratos.
—Sorprende que el global de la parcialidad en Ibiza tiene un 11,6%, eso sí que nos ha sorprendido porque el objetivo en el Plan de Empleo era del 12% en el conjunto de Balears. Por tanto, eso quiere decir que todo el empleo que se genera es a tiempo completo y eso es positivo porque se empieza a destruir el empleo a tiempo parcial.

En cuanto a temporalidad también se sigue esta línea...
—Nos ha llamado la atención que se destruye temporalidad aquí, no al mismo ritmo que en el conjunto de Balears, y se crea un nivel de ocupación indefinida superior incluso a la de Balears. El empleo que se genera es todo indefinido y, prácticamente en el caso de Ibiza, con unos datos muy altos. Eso quiere decir que cada trabajador necesita menos contratos de trabajo al finalizar el mes.

Esto que acaba de decir ha generado discrepancias a pesar de que usted insiste en que es positivo.
—Ha habido una polémica porque el PP de aquí hace otro tipo de análisis de reducción del ritmo de crecimiento. Ahora estamos a unos ritmos de afiliación en positivo donde cae la contratación; si la afiliación crece y la contratación cae quiere decir que por cada trabajador afiliado necesitan menos contratos de trabajo. Entonces, destruir contratación es bueno porque estás destruyendo contratación temporal. Lo que me sorprende es que haya gente que haya estudiado, aunque no siempre hay que estudiar para ser conseller, que no vea bien que caiga la contratación si sube la afiliación.

Se entiende que estos buenos datos están ligados a los datos publicados hace dos semanas que decían que los EREs han bajado un 80 % en las Islas en los últimos años. ¿Hay datos de Ibiza?
—Han bajado porque durante estos últimos años el nivel de destrucción de empleo ha bajado mucho. Estamos en un nivel de creación de empleo muy importante. Por tanto, si estamos a niveles de empleo del 2007-2008 en creación de empleo indefinido e Ibiza, y el conjunto de Balears, tiene más afiliados a la Seguridad Social de los que nunca habían tenido en la historia, pues el nivel de destrucción está claro que es menor.

¿Confía en que se mantengan estos índices?
—Los datos de empleo seguirán siendo positivos porque el crecimiento de la afiliación, mes tras mes, está en máximos históricos. Está claro que no tendrá un nivel de ritmo de crecimiento tan alto como el que ha tenido hace dos años, porque no puede batir todos los meses un récord, ya que cuando decimos eso hay que pensar que también estamos incorporando mano de obra de muchísimos sitios para que pueda venir a trabajar a Balears. No es tan fácil que venga gente a trabajar porque tiene otros problemas asociados y, aún así, las empresas están llegando a un nivel muy alto de contratación. Por tanto, la afiliación va bastante bien, crece en consonancia de lo que crece la economía. En cuanto al desempleo, Ibiza ha sido la isla que antes ha bajado del 5% de tasa de paro administrativo, lo que es un dato muy positivo.

¿Cómo valora la reforma laboral?
—Las reformas laborales, ni de un partido ni de otro, crean empleo; lo que hacen es marcar cómo será el empleo que se genera y marcan la salida del mercado laboral. La reforma laboral del Partido Popular del 2012 lo que facilitó fue el mayor número de despidos y de expedientes de regulación del empleo que haya tenido este país, fundamentalmente de personas mayores, que eso es lo que no se dice. Si cogemos desde la aprobación de la reforma, cuando se abarató el despido y se hizo la flexibilización en los EREs, desde 2012 hasta 2013 ha habido más despidos en este país de los que había habido en años anteriores. Hubo muchísima contratación a tiempo parcial, como nunca había habido, y con muchísima temporalidad. Nosotros ahora articulamos medidas para ir contra esa reforma laboral.

¿Qué medidas por ejemplo?
—Una negociación colectiva más equilibrada. Aquí es cierto que la negociación colectiva del convenio de hostelería ha sido entre partes iguales, entre asociaciones empresariales y representación sindical, y han pactado un nivel salarial. Es cierto que, en ese convenio, no hay muchas empresas que hagan convenios de empresa. Por eso, Balears tiene un comportamiento mejor en crecimiento salarial, pero en otros sectores, donde el convenio de empresa puede establecer el salario con independencia sectorial, la negociación es entre empresa y trabajadores. Y ahí no están en igualdad, lo que propicia una devaluación salarial enorme en el conjunto del Estado. O se empiezan a tocar esos elementos o por mucho que crezca la economía, la traslación real a los salarios de los trabajadores costará mucho más en llegar.

En cuanto a la posible subida de la cuota de autónomos, ¿realmente es tan positiva la medida como lo pintan?
—Hay dos reformas que hacer con los autónomos. La primera es trabajar en la cotización por ingresos reales, lo que supondría cambiar la forma en la que han cotizado los autónomos en nuestro país; es decir, los que ingresen menos coticen menos. Luego está que la cotización habría que verla como un ingreso diferido, no como un impuesto porque es lo que ayudará a cómo será tu pensión futura. Es una decisión que tiene que tomar el Gobierno de España, que tiene que intentar consensuar y hay que generar nuevos derechos a los autónomos. La figura de protección por desempleo que se creó en el segundo gobierno de Zapatero, durante toda la época de Rajoy no ha sido desarrollada, prácticamente no ha habido utilización por parte de los autónomos. Si se aumenta la cotización tiene que ir encaminada a un incremento mayor de las protecciones que deben disfrutar.

Su gobierno siempre habla de su gran apuesta por la formación a jóvenes desempleados. ¿Cuántos programas al respecto se han llevado a cabo en los últimos tres años?
—Hemos lanzado diferentes programas de contratación a jóvenes universitarios y que acaban sus ciclos de formación profesional que están teniendo resultados que creo que son positivos. En 2016 se pusieron en marcha los programas de jóvenes cualificados universitarios y, en Ibiza, se hicieron dos proyectos con prácticamente 75.000 euros y 22 beneficiarios. En 2017 se hicieron cuatro proyectos con 51 beneficiarios y 1.379.000 euros. También están en marcha, este año, cinco proyectos con 43 beneficiarios y 1.068.000 euros y, después, están en marcha diferentes talleres de ocupación para jóvenes con el fin de fomentar una ocupación mientras adquieren una formación. En ese caso se hicieron en el curso pasado varios cursos con 45 alumnos y se están haciendo todo tipo de acciones para jóvenes vulnerables y para colectivos vulnerables; en el caso de Ibiza se han llevado a cabo dos acciones formativas con 20 alumnos. Creemos que estamos teniendo buenas experiencias.

Después de la formación, ¿qué nivel de inserción tienen?
—Un nivel de inserción muy alto. Los talleres mixtos de ocupación rondaban el 70 y pico por ciento de inserción a los seis meses.

Pero pueden ser contratos de seis meses solo…
—Luego los contratos que se hacen sí que bajan un poco. La contratación indefinida también la hemos visto y tiene un porcentaje alto.

¿Se demanda más formación de este tipo? Al final 40 alumnos para un curso se queda escaso.
—En Ibiza es cierto que el mercado laboral es muy dinámico. En este sentido, es cierto que lo que tenemos que conseguir, conjuntamente con Educació, es el mensaje de que la gente se forme antes de ser contratada y que las empresas contraten a la gente formada para cada puesto porque eso luego permite una mayor mejora dentro de tu puesto de trabajo.

¿Pasa eso en las Pitiusas? Me refiero a si se contrata a un porcentaje alto de personas sin cualificación.
—Es algo que tiene que cambiar, pero requiere de reformas estructurales. Ahora nosotros apostamos por tener en sa Coma la Escuela de Hostelería, por ejemplo. Se están haciendo nuevos centros y estamos proyectando centros de Formación Profesional. También es cierto que todo el mundo ve que un cocinero formado, por poner un ejemplo claro, que ahora mismo tiene una remuneración muy importante en diferentes sectores, como hoteleros o de alta restauración, porque está cualificado. La capacitación a través de la Formación Profesional, tanto la reglada como la ocupacional, es una muy buena salida que hay que mantener. Por tanto, lo que tenemos que hacer es especializar y mejorar la mano de obra que tenemos aquí y formarla y darle más oportunidades a las personas que residen en nuestras islas.

Tras la dimisión del primer teniente de alcalde de Vila, Alfonso Molina, por el informe del Servei d’Ocupació de les Illes Balears (SOIB) que le reclamaba un total de 27.133,14 euros de una subvención concedida a su empresa para cursos de formación a parados impartidos entre 2009 y 2011, ¿hay novedades al respecto?, ¿Os consta que haya pagado?
—Hemos dado todas las explicaciones que teníamos que dar. Era algo relacionado con su empresa privada y, por tanto, se trata de actuaciones dentro de una empresa privada que tenían relación con el servicio de empleo. Ahora hay que ver cómo finalizan los expedientes, cómo finalizan ante los tribunales, si hay recursos o no... Él tiene total derecho a la defensa y nosotros no podemos desvelar los datos de una empresa privada en su relación con la Administración.

¿Hay más empresas en la misma situación? Me refiero a que tengan que devolver dinero público de subvenciones que han recibido.
—Hay empresas de distintos ámbitos que tienen expedientes. En algunos casos se les ha dado la razón por parte de los tribunales y, en otros casos, se le ha dado la razón al SOIB. Esto pasa con todos los expedientes de cualquier materia con la administración pública y como pasa con cualquier programa de subvenciones con cualquier administración. A veces hay incidencias que se solucionan y otras veces no hay acuerdo entre el administrado y la administración. Por tanto, lo que ahora estamos haciendo es finalizar todas las revisiones de todo lo que quedaba pendiente. También hemos incrementado el número de efectivos en esta línea y ahora podremos acabar la legislatura con un equipo que haya finalizado la revisión de los expedientes y con otro equipo que está ya revisando los que hemos iniciado para que estemos siempre al día.

¿Cuántos funcionarios más hay en el departamento de liquidación económica del SOIB?
—Lo que se hizo fue transformar en estructurales todos esos puestos. Era un proyecto de inversión temporal, se mantienen y además se han incorporado nuevos. Hay entre 10 y 12 más administrativos.

¿Cómo ve a su partido de cara a las próximas elecciones del 26 de mayo?
—Creo que la apuesta es clara por repetir los acuerdos de gobernabilidad que se dieron. Nosotros hemos dicho que en los acuerdos con nuestros socios (Mès por Mallorca, Mès por Menorca y Podemos) hemos cumplido la hoja de ruta fijada y la lógica, después de estos años, sería repetir y renovar. Creo que hemos cumplido con muchas de las esperanzas que se depositaron y hemos hecho muchas de las políticas que se nos exigían. Aún queda muchísimo por hacer, pero no creo que nadie que no sea un gobierno nuestro mejore la vivienda; el PP jamás ha apostado por la vivienda pública y menos para personas jóvenes. No creo que ningún otro partido apueste por políticas de empleo; el Partido Popular tenía 40 millones de euros en los presupuestos del SOIB, ahora habrá más de 95. No creo que mejoren la movilidad y tampoco la formación porque las estructuras educativas están comenzando a planificarse ahora. Hace escasos tres años los centros de salud cerraban por las tardes, ahora parece que llevan abiertos por la tarde muchos años y no. Esto se puede revertir si hubiese un gobierno que hiciera otro tipo de políticas como las que hacía el Partido Popular de Company. Por tanto, yo creo que nosotros tenemos la disposición de continuar y mantener los acuerdos con las fuerzas progresistas o de izquierdas con las que lo hemos llevado a cabo.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

podoe
Hace 3 días

De acuerdo en contratar a gente cualificada,empezando por sustituir en la administracion los enchufes por gente que sepa desarrollar con eficacia y eficiencia su trabajo.En cuanto al empleo de calidad -como lo llama el Psoe-(plazas de funcionario) no es lo mas util para los contribuyentes

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1