El Consell da el visto bueno a la planta de residuos de construcción en la cantera Canal d’en Capità

| Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen de archivo de la cantera Canal d’en Capità, también conocida como ses Canyes.

Imagen de archivo de la cantera Canal d’en Capità, también conocida como ses Canyes.

18-04-2010

El Consell d’Eivissa da el visto bueno a la instalación de la planta para el tratamiento de residuos de construcción y demolición en la antigua cantera de Canal d’en Capità, también conocida como ses Canyes.

Según la documentación de la máxima institución insular, el Govern solicitó al Consell que se pronunciara sobre este proyecto y su impacto ambiental en la zona. El proyecto previsto en esta cantera, que está ubicada en suelo rústico protegido y es ANEI, prevé el tratamiento de residuos de construcción y demolición con una producción anual de materiales a revalorizar, como tierras, hormigón, madera, metal, papel o vidrio, de 10.000 toneladas al año (40 toneladas al día). Actualmente, en la cantera existe una instalación de bombeo y extracción de agua, una planta de tratamiento, almacén, oficina, vestuario y comedor, báscula de pesaje, depósito de combustible y centro de transformación. El proyecto concluye diciendo que la maquinaria para el proceso de valoración de los residuos antes mencionados es «prácticamente igual que la misma que se usa actualmente para la fabricación de áridos, no se prevé ningún aumento de producción y, por tanto, no se modificarán las condiciones previstas en el proyecto y documentos autorizados» ya que se trata de una «sustitución de unos materiales por otros». Señalan, además, que con este proyecto se da cumplimiento a las exigencias establecidas en la directiva de economía circular, «introduciendo un residuo como producto nuevo en el mercado». Las conclusiones del departamento de Territori del Consell d’Eivissa es que esta instalación de valorización de residuos de construcción y demolición no requiere la declaración de interés general. Por su parte, Medi Ambient del Consell determina que este proyecto no presenta efectos significativos sobre el medio ambiente.

Por otra parte, el Consell Executiu aprobó ayer las obras para instalar un almacén de libros en la planta subterránea del edificio polivalente de Cas Serres con un presupuesto de 64.745,76 euros, IVA incluido.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.