Pasarela Adlib 2019

‘Campeones’ se luce en Adlib

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Primer plano de una modelos con una pieza de la colección Posidonia de la firma Ibimoda, creada por las hermanas Lali y Antonia Riera.

Primer plano de una modelos con una pieza de la colección Posidonia de la firma Ibimoda, creada por las hermanas Lali y Antonia Riera.

04-05-2019 | DANIEL ESPINOSA
‘Campeones’ se luce en Adlib

La segunda jornada de la Pasarela Adlib tuvo ayer unos protagonistas inesperados, los actores protagonistas de la película Campeones de David Marqués. Fue justo antes de que la actriz, periodista y madrina vitalicia de Adlib, Cayetana Guillén Cuervo, lanzara una indirecta muy directa a los medios de comunicación que escribimos la crónica del primer día explicándonos qué es o no es Adlib.

Citó a los actores y ellos, sin quererlo, se convirtieron en el foco de todos los teléfonos móviles, cámaras y aplausos. Con la naturalidad que sólo ellos tienen, no dudaron en subirse a la pasarela, saludar a la presentadora e, incluso, animar al público. Y tras dar la mano a todo el mundo que tenían cerca, incluyendo a Ana Obregón, los actores Maggie Civantos y José Lamuño, y autoridades como Vicent Torres, Marta Díaz, Rafa Ruiz o Vicent Roig, se sentaron como si nada a disfrutar de lo que tenían por delante.

Todo ello sucedió antes de que comenzara el desfile y en el transcurso de un discurso en el que Cayetana Guillén Cuervo se acordó de todo aquel que hace que la Pasarela Adlib haya llegado al nivel actual. Fue una lista interminable en la que se sucedieron los nombres, desde el decorador Toni Riera a la actriz ibicenca Tita Planells, pasando por Juan Suárez, Mónica Flaquer, Bárbara Hermosilla, Aurelio Manzano, Ana Obregón, Manu Fernández, Rafa Cárdenas, el estilista Josie o el periodista Jesús Marí Montes.

El desfile comenzó con Estela de mujer de Virginia Vald. Una performance y la cantante Sfia dieron paso a Lucía Rivera, estrella indiscutible de esta edición, al abrir la mayoría de los pases. En este caso Vald se inspiró en mujeres luchadoras para crear piezas de estilo hippy-chic, con una clara influencia ibicenca e isleña, elaboradas en colores claros y negros en seda con pedrería hecha a mano y artesanía tradicional.

El segundo, fue Tony Bonet. El ibicenco volvió a conquistar al público asistente y demostró, una vez más, que es uno de los grandes referentes de Adlib. Su colección Duals mostró piezas totalmente artesanales que navegaban en las raíces más puras de la moda ibicenca, con cortes ajustados, transparencias, volúmenes, puntillas, drapeados, cintas, tejidos ricos, tules y encajes. Y, por supuesto, con sus inconfundibles girasoles.

También apostaron por líneas clásicas las hermanas Lali y Antonia Riera, creadoras de la marca Ibimoda. Su colección Posidonia, inspirada directamente en esta planta declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, comenzó con una bailarina, que sorprendió a los presentes surgiendo desde el público, y continuó con trajes donde el blanco, el negro y el rojo volvieron a tener protagonismo en piezas hechas en algodón con tul bordado, puntillas de guipur, transparencias y detalles florales en forma de cascada.

La cuarta colección, también correspondió a otro de los nombres clásicos y más consolidados de la moda Adlib, el de Piluca Bayarri. Su colección Perla supuso un cambio radical con lo que se había visto hasta el momento. La veterana diseñadora apostó por ropa de baño, vestidos largos abiertos y por capas, túnicas, minivestidos con hombros al aire, shorts y faldas elaboradas en algodón y colores azules, amarillos o dorados en los que no faltaron en ningún momento sus característicos cristales de Swarovski.

Después, fue el turno de otra de las firmas invitadas de este año, la de la joyera mallorquina Isabel Guarch. En su colección Iconos presentó collares, brazaletes, pendientes XXL, broches y anillos en Plata de Ley y con oro de 18 kilates de inspiración mediterránea con detalles de jade, cuarzo, ámbar, ébano, cuero, cerámica o radio.

Tras ello, hubo tres en una. Espardenyes Torres, Dolors Miró Senallons y la marca de sombreros y tocados S72 Hat desfilaron conjuntamente mostrando la colección Esencia. Fue un guiño al Mediterráneo y a la tradición con toques de modernidad a base de fibra natural de pita, flores, cintas, cadenas, abalorios, ganchillos, perlas, bordados, pedrería o pasamanería.

Ivana Mestres fue la antepenúltima. Siendo fiel a sí misma, abrió su colección con un traje negro en el que se lució el modelo Krys Pasiecnzik y continuó con Ana Vide y trajes en colores oscuros elaborados con encajes, transparencias, puntillas, punto de viscosa, tafetanes y sedas.

Elisa Pomar fue otra de las que tocó la fibra durante el desfile, con sus referencias directas a la tradición ibicenca. Su hijo Marc Cuevas Pomas interpretó en directo Flors de baladre, junto a un sonador, y durante el desfile, marcharon varios niños vestidos con traje pagès. Después, demostró, con su joyería más innovadora, por qué se ha convertido en el referente de la joyería ibicenca.

Finalmente, el broche lo puso Vintage Ibiza. Alberto Serra y José Antonio Marí Schroder celebraron por todo lo alto sus diez años en la moda con su colección Las salinas de Ibiza. Presentaron piezas tanto para hombre como para mujer elaboradas con fibras naturales como algodón, lino, viscosa y seda, en un proceso de fabricación 100% artesanal.

Colecciones:

ESTELA DE MUJER

Virginia Vald, una de las diseñadoras más consolidadas del sello Adlib Moda Ibiza presentó ayer sobre la pasarela Estela de Mujer, una colección inspirada en una mujer «que se enamora, lucha y alcanza sus sueños dejando a su paso una estela a lo largo del tiempo que sirve de inspiración para el resto de mujeres». Las piezas volvieron a ser de estilo hippy-chic, inconfundiblemente ibicencos e isleños, elaborados en seda con pedrería hecha a mano y artesanía tradicional.

DUALS

El diseñador ibicenco Tony Bonet volvió a sorprender a todo el público que acudió a la Pasarela Adlib 2019 con las piezas que presentó dentro de su colección Duals. Sin perder en ningún momento las raíces más puras de la moda Adlib presumió de nuevo de cortes ajustados, grandes volúmenes, puntillas, drapeados, cintas, tejidos ricos, tules y encajes. Todo perfectamente combinado para dar libertad y armonía a unas prendas realizadas de forma totalmente artesanal.

POSIDONIA

Las hermanas Lali y Antonia Riera, creadoras hace 23 años de la firma Ibimoda, presentaron este año una colección donde el blanco, el negro y el rojo volvieron a tener protagonismo en piezas hechas en algodón con tul bordado, puntillas de guipur, transparencias y detalles florales en forma de cascada. Todo ello con sugerentes detalles para dar a los diseños un toque sensual y atrevido, inspirado en la posidonia

PERLA

Piluca Bayarri, una de las diseñadoras más veteranas de Adlib presentó este año su colección Perla. Las piezas volvieron a estar elaboradas en algodón con texturas transparentes para ser sensuales y atractivas. Hubo ropa de baño, vestidos largos abiertos y por capas, túnicas, minivestidos con hombros al aire, los shorts y faldas y en ellas no faltaron en ningún momento sus característicos cristales de Swarovski.

ICONOS

Esta diseñadora mallorquina fue la tercera invitada para esta Pasarela Adlib 2019. Con más de seis décadas años de experiencia en la joyería, en su colección Iconos presentó collares, brazaletes, pendientes XXL, broches y anillos en Plata de Ley y con oro de 18 kilates de inspiración mediterránea. De hecho, para su elaboración ha recuperado algunos métodos y técnicas artesanales de orfebrería de la civilización romana para aplicar en sus piezas jade, cuarzo, ámbar, ébano, cuero, cerámica o radio.

ESENCIA

La pequeña empresa familiar Espardenyes Torres especialista en revolucionar el mundo de las espardenyes ibicencas sin perder el toque artesanal y tradicional presentó ayer Esencia, una colección inspirada en las puestas de sol ibicencas, con colores cálidos. Las propuestas que se pudieron ver estaban elaboradas en fibra natural de pita, material base de esta marca, con flores, nuevos tipos de suelas, como cuñas y plataformas, cintas, cadenas y abalorios.

ESENCIA

Sus senallons se han convertido en un referente nacional. Confeccionados manualmente en esparto y pita por un artesano e interpretados por Dolors Miró se han transformado en un complemento único y exclusivo gracias a sus ganchillos, puntillas, perlas, bordados y papel. Su colección Esencia, que incluía también carteras de mano, mochilas o bolsos estaba inspirada en la Ibiza más pura para homenajear su cultura, sus tradiciones, sus gentes, su historia y su espíritu.

ESENCIA

Esta marca ibicenca de tocados artesanales elaborados en paja natural a mano con fibras naturales y de estilo canotier mostró piezas de estilo mediterráneo que incorporaban para la ocasión accesorios como flores de tela. pedrería, pasamanería, bordados o colores. Su colección Esencia estaba basada «en la Iibertad y en el glamour que se respiraba en la isla de Ibiza en los años 70 y 80 del pasado siglo, cuando nació la Adlib Moda Ibiza».

ICONOS

La diseñadora Ivana Mestres volvió a presentar sobre la pasarela de Adlib una serie de piezas que resaltaban a la perfección la feminidad de la mujer bajo el nombre de su colección Onírica. Predominaron de nuevo en ellas los encajes, las transparencias y las puntillas, el punto de viscosa, los tafetanes y las sedas con una gran gama de colores intensos. Tampoco faltaron las lentejuelas, el pelo sintético, el neopreno y materiales de fiesta para sus líneas más sofisticadas y elegantes.

NO HAY MAÑANA SIN AYER

Elisa Pomar, dueña y diseñadora creativa de la marca que se ha convertido en el referente de la joyería ibicenca, mostró en No hay mañana sin ayer piezas únicas de gran tamaño, numeradas y con denominación de origen, elaboradas de forma artesanal aunque con nuevas técnicas de innovación y vanguardia. En ellas volvió a tener gran protagonismo el oro pero Pomar sorprendió presentando a todos los presentes tendencias más actuales sus en piezas de tamaño XXL.

LAS SALINAS DE IBIZA

Alberto Serra y José Antonio Marí Schroder fueron los encargados ayer de cerrar la Pasarela Adlib 2019 ya que se cumplen diez años de su primera colección, nacida con el nombre de Ibiza Habitat. Desde 2011 son Vintage Ibiza y, desde entonces, siempre se han caracterizado por un estilo propio, basándose en la calidad y en la comodidad más Adlib. La firma Vintage Ibiza sólo trabaja con fibras naturales como el algodón, el lino, la viscosa y la seda, en un proceso de fabricación 100% artesanal. Ellos buscar los tejidos y de supervisar o realizar personalmente cada corte y costura para crear un producto con un carácter propio y asequible para el consumidor.

En esta ocasión presentó una colección que ellos mismos bautizaron como Las salinas de Ibiza. En ella, se salieron un poco de lo que el público está acostumbrado a ver de ellos ya que introdujeron algunas novedades sobre todo en las piezas destinadas para el público masculino en el que son un referente a nivel nacional. Mientras, para las creaciones de mujer Alberto Serra y José Antonio Marí Schroder se atrevieron con una propuesta que seguía los patrones clásicos de Adlib Moda Ibiza, con piezas elaboradas en algodones, encajes, satén, puntillas, flecos y sus características plumas. Además, presentaron una última línea de piezas mucho más enfocada a eventos de lujo, elaborada en colores pastel y donde la pedrería jugó un papel fundamental.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.