Representantes de los sindicatos UGT, CCOO y USO, de las patronales Pimeco y Afedeco y del Govern alcanzaron ayer un acuerdo

0

El sueldo de los más de 62.000 trabajadores del pequeño y mediano comercio de Balears se incrementará un 11 % en cuatro años. Así lo fijaron ayer sindicatos y patronal en la firma del preacuerdo del convenio colectivo, que se estaba negociando desde el pasado mes de abril y que partió de posturas muy diferenciadas. En concreto, la subida será de un 3 % en cada uno de los dos primeros años y de un 2,5 % en cada uno de los dos segundos, de modo que será un aumento salarial progresivo.

El preacuerdo se firmó ayer en la sede de la Conselleria de Model Econòmic, Turisme i Treball ya que contó con la mediación del conseller Iago Negueruela, algo que no es nuevo para él pues ya intervino en la firma del anterior convenio del sector. Se firmó en febrero de 2017 y estableció una subida salarial del 6,5 % para tres años. Los trabajadores tenían el sueldo congelado desde 2013 y marcó un punto de inflexión en las Islas ya que supuso el inicio de incrementos en otros sectores.

El convenio de comercio es el segundo más importante de Balears, después del de hostelería, por el número de trabajadores afectados, y, desde el primer momento en que comenzaron las negociaciones, los sindicatos tenían claro que se debía seguir la senda de recuperación de poder adquisitivo de la clase trabajadora. Su petición inicial era de un incremento salarial del 15 % para tres años, que chocaba con la primera propuesta de la patronal de subir solo el IPC anual.

Difícil

Patronales y sindicatos reconocieron ayer la dificultad de la negociación, pero celebraron haber alcanzado un acuerdo que garantiza la «paz social y estabilidad» en el sector para los próximos cuatro años. Ambas partes han realizado concesiones, que quedan reflejadas en el documento final en comparación con sus peticiones iniciales. Así, finalmente el convenio será a cuatro años y no a tres, como reclamaban los sindicatos, y en la subida salarial también se han realizado concesiones.

El presidente de Afedeco, Antoni Gayà, reconoció que los empresarios deberán llevar a cabo un «esfuerzo» ya que el sector «no pasa por el mejor momento». Sin embargo, admitió que uno de los principales problemas del pequeño y mediano comercio que afectan a su facturación es la liberalización de los períodos de rebajas, algo por lo que los sindicatos «no pueden hacer nada».

Asimismo, y según indicó el responsable de UGT, Antonio Copete, el convenio recoge otra reivindicación histórica de los sindicatos, ya que no se perderá poder adquisitivo en la primera baja del año.

Por otra parte, se firmó un acuerdo tripartito entre sindicatos, patronal y Govern que contempla la mejora de la formación profesional dirigida a este sector. Se incidirá en cursos de carnicería y pescadería para formar nuevos profesionales y aunque Negueruela no cifró la inversión, garantizó su puesta en marcha. Además, se creará una fundación para la prevención de riesgos laborales en el comercio y se incentivará la elaboración de planes de igualdad a las empresas que no están obligadas a tener.