Alfombra naranja en Ocean Beach

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Boned posa junto a las modelos que participaron ayer en el desfile celebrado en Ocean Beach. Foto: DANIEL ESPINOSA

Boned posa junto a las modelos que participaron ayer en el desfile celebrado en Ocean Beach. Foto: DANIEL ESPINOSA

01-05-2016

Casi un mes antes de su apertura oficial el Ocean Beach de Sant Antoni organizó una fiesta por todo lo alto como aperitivo de una temporada que promete. De esta manera, el sábado tuvo lugar un evento dedicado a la moda, la música y a la gastronomía. «Es la primera vez que se organiza un desfile en este club y va dedicado a la sociedad ibicenca, para que disfruten de una preapertura diferente con una pasarela para promocionar nuestra moda», comentó Nuria Moreno de Events in Ibiza.

Casi aun asimilando el éxito cosechado en la reciente Pasarela Costura España, Tony Bonet volvió a ponerse al frente de un nuevo desfile donde sacó diez diseños en los que pudo leerse un mensaje de libertad y diversión, comenzando con un estilo más rústico y natural, en el que se combinaron los volantes, las faldas y los tops, hasta un estilo más elaborado. «Me gusta mezclar vertientes, siempre con ese toque transgresor que busca la diferencia. Hay vestidos, faldas muy largas, encajes… pero también hay cazadoras, calaveras bordadas y gorras deportivas», explicó el ibicenco que remató con una falda de corte pagès, con cancán incluido.

Por la alfombra naranja –color corporativo del Ocean Beach– desfilaron además joyas de la diseñadora ibicenca Elisa Pomar, que de nuevo se ligaron como anillo al dedo a las prendas de Bonet, «en esta ocasión vuelve a estar muy presente la plata y, como en mis diseños, se verá una evolución hasta rematar en oro», siempre con formas inspiradas en la joya ibicenca.

Una colección que se complementó con la pasarela de la diseñadora Patricia Gay, quien desfiló por primera vez en la isla apostando por un estilo más clásico, basado en tejidos románticos, donde abundaron los tules, los tocados florales y los puntos de color que rompían con el blanco tradicional. «Mi inspiración son las novias que vienen a mi tienda –una franquicia de Martina Sposa–, porque cada una es única», declaró.

Partiendo de esa premisa, Gay presentó una colección muy versátil, con volúmenes y patrones que se adaptan al cuerpo, que también se atreven con los tonos tierra y elementos rompedores, como la combinación de vestidos clásicos con chaquetas tejanas. «Mi estilo es muy diferente al de moda Adlib, quizá no en concepto porque también es liberal, pero sí en la utilización de los materiales. Digamos que tiene la misma esencia pero cambiando el estilo de costura», añadió.

A la cita asistieron también empresarios y políticos de la isla como Vicent Roig y la consellera de Indústria y Comerç, Marta Díaz, quien además lucía un vestido corto y bordado de Tony Bonet, «estoy como flotando porque últimamente he visto mucha repercusión de moda Adlib y joyas ibicencas a nivel nacional, sin ir más lejos el otro día en Vogue salió un reportaje de Tony Bonet y Charo Ruiz», declaró Díaz, quien avanzó, antes de que comenzaran los desfiles, que serían colecciones sorprendentes y prometedoras.

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.