La «revolución» de la moda ibicenca, a debate en Can Jeroni

| Eivissa |

Valorar:
El centro cultural de Can Jeroni acogió esta mesa redonda sobre la moda, ayer. Foto: ARGUIÑE ESCANDÓN

El centro cultural de Can Jeroni acogió esta mesa redonda sobre la moda, ayer. Foto: ARGUIÑE ESCANDÓN

El centro cultural de Can Jeroni en Sant Josep acogió en la tarde de ayer una mesa redonda sobre la evolución de la moda ibicenca. Tradición y tendencia. Desde la indumentaria tradicional ibicenca a la moda made in Ibiza fue el título elegido para el debate en el que participaron la conocida diseñadora y empresaria de moda Charo Ruiz, la periodista especializada en moda Clara Courel y la experta en indumentaria tradicional ibicenca, Pepita Torres, que además forma parte de la Federación de Agrupaciones Folclóricas de Eivissa y Formentera. La persona encargada de moderar el espacio fue la periodista y escritora Marta Robles.

El debate versó sobre las tradiciones en la indumentaria ibicenca y cómo éstas han influido en el legado cultural de la isla, además de sobre la evolución de la moda ibicenca. Para Ruiz, lo que sucedió con la moda ibicenca, «más que una evolución fue una revolución porque desde que esta contracultura de los hippies irrumpiera de un modo tan contundente en Eivissa, que al fin y al cabo estaba formada por artistas de todo el mundo, ellos se apropiaron de las estéticas más puras, se vistieron con prendas muy sencillas de la indumentaria tradicional, que estaba compuesta por algodones y linos con bordados. Estas combinaciones anchas, faldas muy largas, tejidos muy sencillos y con bordados, las utilizaron las hippies, pero combinándolas con botas, plumas, flecos, pieles, cueros, sombreros, etc.». Para la conocida diseñadora, esa estética bohemia, que era muy particular, se convirtió en una estética global, en el famoso estilo boho o folk en la moda.

Por su parte, Pepita Torres explicó la evolución de la indumentaria tradicional ibicenca. De la conocida gonella que data del siglo XVIII, que evolucionó en el XIX, pero ya no cambió más. «Estos vestidos también evolucionaron gracias a las migraciones. Los hombres ibicencos que se iban a lugares como Oriente, traían elementos como pañuelos o tejidos bordados con motivos florales o geométricos que después las mujeres incorporaban a sus trajes tradicionales». Según Torres, y este es un dato muy curioso, «las mujeres incorporaban los regalos de sus maridos como señal de que habían vuelto vivos y estaban ellas».

Otra de las teorías que se comentó durante el debate de ayer estaba basada en que el traje tradicional ibicenco viene del concepto oriental y el motivo es la superposición de telas, de muchas capas, unas encima de otras, que es una característica de la indumentaria oriental.

La diseñadora ibicenca explicó que su última colección está basada en esa idea de sencillez de algodón, lino y bordados. «La base es la misma y por esta colección es por la que más se ha reconocido y valorado este producto. Esta muestra es una reminiscencia clara de las combinaciones de las pageses», aseguró.

Durante el mesa redonda, también se proyectó un vídeo de imágenes antiguas de Eivissa y sus indumentarias tradicionales y de la campaña homenaje a la isla de una de las diseñadoras y empresarias de moda más reconocidas de Eivissa y de la Moda Adlib, Charo Ruiz.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.