Innovación y tradición en Formentera

| Formentera |

Valorar:
Anabel Costa, de Macramé, presentó sus propuestas «ad-lib» acompañadas de espardenyes de tiras y de las joyas de Tito Solari. Foto: JOSEP MARIA MOREU

Anabel Costa, de Macramé, presentó sus propuestas «ad-lib» acompañadas de espardenyes de tiras y de las joyas de Tito Solari. Foto: JOSEP MARIA MOREU

La novena edición de la Pasarela Formentera volvió la noche del viernes a su lugar de origen, es Pujols.

Pasadas las 22.00 horas, la Plaza de Europa de la localidad fue un punto de encuentro para residentes y turistas, deseosos de contemplar las últimas propuestas de los diseñadores de la isla.

El acto fue inaugurado por la consellera de Turisme y Comerç, Alejandra Ferrer, quien destacó el buen hacer de todos los participantes. La vicepresidenta y consellera de Comerç i Indústria de Eivissa, Marta Díaz, también asistió para apoyar la moda pitiusa.

Acabada su presentación, cedió la palabra a la periodista de la Televisió d’ Eivissa i Formentera (TEF), Núria Arias, que fue la encargada de conducir el evento.

La firma de moda infantil Te doy la luna fue la encargada de abrir esta pasarela de moda. En este caso los más pequeños fueron los protagonistas de la pasarela con prendas en materiales naturales, entre los que predominó el algodón.

A continuación fue el turno de Ibimoda, firma ibicenca invitada que derrochó el más puro Adlib marca de la casa.

Una apuesta a la que también se apuntó Anabel Costa de la tienda Macramé, que recuperó además las tradicionales espardenyes de tiras, incorporó las joyas de Tito Solari y acompañó su puesta en escena con tres jóvenes sonadors de la isla, lo que generó un cerrado aplauso por parte del público asistente.

Por su parte, la diseñadora Eva Cardona, conocida por sus trajes de noche y vestidos de novia, también apostó por el blanco adornado con cristales de Swarovski, amplios escotes, espaldas al descubierto, cortes asimétricos y dos modelos en tono fucsia, todo acompañado por joyas de Enric Majoral.

Otras propuestas

Después de la apuesta por el blanco, el color invadió el desfile con la colección de la firma Vanitalis, que reivindicó otros colores emblemáticos de la isla, el turquesa y el color arena, con audaces estampados en biquinis, triquinis, pantalones amplios, tops y pareos.

La línea más rompedora la puso la marca B-7, con diseños actuales, estampados florales, cazadoras tipo «perfecto» y leggins, todo acompañado con las joyas de Acho y con la actuación sobre el escenario de la violinista Belinda que interpretó el tema, «Time is for dancing» para deleite del personal.

El evento continuó con las propuestas de la firma Kavra de Formentera, con una elaborada puesta en escena basada en prendas de colores potentes; verdes, turquesas y amarillos en tejidos naturales y que debajo escondían sugerentes bikinis.

El desfile contó también con la estudiante de diseño, Alena Vedere, que presentó su trabajo de fin de curso en el que apostó por pantalones pescadores, camisolas con líneas puras y un predominio de tonos verdes y beige.

La encargada de cerrar, la diseñadora Elena Hurtado, se mantuvo fiel a su línea retro a través de faldas lápiz, vestidos a media pierna y abrigos de corte impecable, acompañados de las joyas orgánicas de Lorenzo Pepe.

En suma, una excelente puesta en escena, para un evento que ya se ha afianzado en la isla.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.