Una exposición para mostrar el resurgir de la tierra de Formentera

| Formentera |

Valorar:
La muestra «es un ejercicio de estilo y convivencia que nos habla del campo de antaño retomado con las técnicas y maquinaria de hoy en día». Foto: D. S.

La muestra «es un ejercicio de estilo y convivencia que nos habla del campo de antaño retomado con las técnicas y maquinaria de hoy en día». Foto: D. S.

La Sala de Exposicions Ajuntament Vell de Formentera acoge hasta el próximo 19 de noviembre la interesante exposición de fotografía Un año de Cens de Terres de Cultiu.

Se trata de una muestra que recoge el trabajo de la fotógrafa Eva Parey y que nos muestra, en 30 instantáneas más un audiovisual musicado por los míticos UC y Aires Formenterencs y condimentado con el poético verbo de Marià Villangómez, las tareas que se han llevado a cabo entre las doce lunas del verano del 2015 y el más reciente, en el proyecto Cens de Terres de Cultiu impulsado por el Consell de Formentera en colaboración con la Cooperativa del Camp de la isla, con el objetivo de recuperar el sector primario y conservar el paisaje de la pitiusa menor.

Se trata pues de todo un ejercicio de estilo y convivencia que nos habla del campo de antaño retomado con las técnicas y la maquinaria de hoy en día. Dos maneras de vivir que comparten una sola alma, la de aquellos que se sienten arraigados a la tierra de sus ancestros.

Y es que Formentera no siempre ha vivido del turismo. De hecho, casi nunca, exceptuando el último medio siglo. Antes de eso, se vivía de la tierra y los frutos que esta proveía, ya fuere a base de cereales, hortalizas y frutas o bien gracias al forraje que alimentaba el ganado. Pero llegaron los guiris y, con ellos, nuevas formas de ganarse la vida que ahorraban en parte el delicado tema de estar laborando de sol a sol en un oficio, el de pagès, que no entiende de vacaciones y si de sacrificios de todo tipo. El turismo mejoró la calidad de vida de los formenterers, pero hizo caer en el olvido al campo y a sus tareas más tradicionales.

Así las cosas, se ponía en peligro también uno de los activos más importantes de la pitiusa sur; el paisaje seco, marrón, de tierra y trigal, manchado de verde almendro e higuera. Así las cosas, sea por la recuperación del sector agrario, por lograr revertir la erosión paisajística o, probablemente por una mezcla de las dos, hace algo más de un año, el Consell de Formentera y la Cooperativa del Camp de la Isla acordaron la creación de un censo de tierras que buscaba la cesión de estas por parte de sus propietarios a la entidad, que se comprometía a trabajarlas y cuidarlas en una fórmula de regeneración que ya ha llegado a 160 hectáreas de territorio.

Exposición. Un año de Cens de Terres de Cultiu se podrá ver hasta el 19 de noviembre en la sala de exposiciones del Ajuntament Vell de Formentera de lunes a viernes de 11.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 19.30 horas. Además, los sábados estará abierta de 11.00 a 14.00 horas.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.