‘Anaid’, una oveja reivindicativa que lucha para que no desaparezca su especie

| |

Valorar:
preload

02-03-2018

El periodista Antonio Martínez Beneyto y la ilustradora Carmen Barrés han creado en colaboración con la Federació Pitiusa de Races Autòctones el cuento infantil Anaid, més que un conte que se presentó ayer en el Ayuntamiento de Sant Josep.

Según explicó su autor a PERIÓDICO DE IBIZA Y FORMENTERA se han editado 4.000 ejemplares en catalán que se repartirán por los colegios de la isla para que los alumnos se conciencien de la situación «dramática» que viven estas razas en nuestras islas, y que «se den cuenta de su importancia como patrimonio natural de Ibiza y Formentera».

La encargada de transmitir la idea es Anaid, una joven, simpática y reivindicativa oveja que puede presumir de tener un linaje que se remonta durante varios siglos y cuyo nombre se inspira, según explicó Beneyto, en la antigua diosa fenicia de la fertilidad, el agua y la agricultura venerada por los primeros habitantes de nuestras islas. De hecho, la inquieta protagonista se pregunta por qué si en Bengala se protege a los tigres, en China a los osos panda y en la Península a los linces, en Ibiza no pasa igual si los humanos disfrutan con los quesos de su leche y se calientan con su lana.

De hecho, además de la familia de Anaid – una madre y unas hermanas a las que le da igual la situación y un abuelo carnero que es el único que la apoya en su lucha – en el cuento también aparecen otras razas autóctonas pitiusas en peligro y que son sus compañeros de colegio. De ellos, llama la atención un porc negre muy sensible que llora cada vez que le recuerdan los pocos familiares que quedan vivos y es que, según recuerda Beneyto, «este cerdo pitiuso prácticamente se extinguió aunque afortunadamente resucitó casi como Lázaro».

Apuesta por el papel

El cuento de Beneyto y Barrés también supone una apuesta por las publicaciones en papel. «Tal vez lo fácil hubiera sido hacerlo digital, guardarlo en memorias usb y repartirlas a los colegios, pero creímos que en papel es más útil para transmitir el mensaje porque siempre está más accesible al alcance de cualquiera, en una cama, en una estantería o en un mueble», explicó el periodista madrileño afincado en Ibiza.

Por último, los dos creadores destacaron que Anaid, mes que un conte está concebido para todas las edades. «La intención es llegar al mayor número de personas posibles y por eso las ilustraciones de Carmen son más para un público infantil pero los textos donde se explica la historia es para niños a partir de unos 11 años o para que los padres puedan leérselos tranquilamente a sus hijos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.