Los hosteleros vaticinan pérdidas de hasta el 20% en sus negocios ante la nueva ley del tabaco

|

Valorar:
preload
La estampa de gente fumando en un bar con el tradicional café será dentro de poco una imagen del pasado.

La estampa de gente fumando en un bar con el tradicional café será dentro de poco una imagen del pasado.

ARGUIÑE ESCANDÓN

C.CIRES
La nueva ley del tabaco prohibirá fumar en espacios públicos cerrados y el exterior de los hospitales y los parques infantiles. La norma entrará en vigor previsiblemente el próximo día 2 de enero para no interferir con las celebraciones de Fin de Año.
El presidente de la Asociación de Restaurantes, Bares y Cafeterías de la Pimeef, Pedro Ortiz, calculó que la nueva ley supondrá unas pérdidas del 15% en los restaurantes y del 20% en los bares de las islas. «Esta ley nos va a perjudicar mucho, al menos hasta que la gente se vaya acostumbrando poco a poco a no fumar en los bares», valoró Ortiz.
Según Ortiz, a los bares les afectará más la nueva ley aunque habrá excepciones, «porque parece que a los bares se escapa uno a media mañana con la excusa del café pero para echarse el pitillo y todo eso ahora va a cambiar mucho. También se prevé que si antes un grupo de amigos se tomaba dos rondas en un bar, ahora sólo se tomará una para irse enseguida a fumar», avanzó. En cambio, «parece que la gente ya está más predispuesta para dejar de fumar a la hora de comer y más si es para ir a un buen restaurante», añadió.
En otro sentido, el presidente de la Asociación de Restaurantes, Bares y Cafeterías de Pimef consideró que algunos hosteleros «perdieron el tiempo y el dinero cuando decidieron habilitar zonas para fumadores y otras para los que no lo eran con motivo de la ley anterior. Eso no ha servido de nada y tampoco está previsto indemnizar a estos empresario que invirtieron dinero para nada, eso no lo van a recuperar». Para Ortiz esta situación supone «una batalla perdida y punto».
Por lo demás, según Ortiz, se prevé que durante el primer año en el que esté en vigor la nueva ley del tabaco las ventas en este tipo de establecimientos se verán más afectadas, pero que después la gente se irá acostumbrando e irá tomando conciencia de la situación. «Todo se normalizará», confió Pedro Ortiz.
«Nos acostumbraremos»
En el mismo sentido se pronunció el presidente de la Cambra de Comerç d'Eivissa y Formentera, Vicente Torres, quien apreció que «como no se va a poder fumar en ningún lado, me imagino que nos acostumbraremos a todo. Es una ley que tendremos que cumplir y no nos quedará más remedio».
En cuanto a las pérdidas que se puedan prever en el sector, Torres consideró que «hasta que no se vea la evolución de la clientela en este sentido no sabremos nada», y apreció que están «convencidos de que habrá clientes que dejen de ir a los bares por esta nueva ley, sin embargo habrá otros que comiencen a ir por el mismo motivo. Es muy difícil hacer cuentas por anticipado», sopesó.
Valoración positiva
En el sector de los locales de ocio nocturno, uno de los propietaros, Tito Bermúdez, valoró de manera muy positiva la entrada de esta nueva norma, consideró que será muy bueno para el personal y estimó que «la gente se irá acostumbrando a no fumar en los pubs y discotecas».

«¿Los empleados podrán fumar?»
Pedro Ortiz se mostró muy preocupado por la imagen que dará en ciertos centros de trabajo, en especial en bares y restaurantes, que sus trabajadores se ubiquen en la puerta formando el «típico corrillo» a la hora de fumarse un cigarro. «Eso da muy mala imagen y hace un efecto horroroso», consideró.
Para Ortiz, va a dar muy mala imagen que un grupo de clientes llegue a un restaurante y vea que los cocineros o camareros estén en la puerta de acceso fumando con el uniforme de la empresa.
«Quizás con esta nueva norma también tengamos que tener todo esto en cuenta a la hora de contratar al personal y tengamos que preguntar si son fumadores, o al menos si son capaces de estar sin fumar durante toda la jornada laboral», reparó el presidente de la asociación de la Pimeef.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

diego
Hace más de 9 años

Dejare de entrar a bares y restaurante que no se pueda fumar, tendria que haber bares para fumadores y no fumadores y que cada uno eligiera,el gobierno es hipocrita vendiendote algo que al mismo tiempo te prohibe,dicen que somos un gasto para la sanidad,creo que con los impuestos que he pagado despues de tantos años de fumador he amortizado mi estancia y el tratamiento en el hospital.Si todos lo dejaramos 1 mes dirian que tan poco es tan malo,sabeis lo que gana el estado en impuestos por el tabaco?

Valoración:6menosmas

Pepet d'Arimatea
Hace más de 9 años

Soy fumador y estoy de acuerdo que no e pueda fumar en locales públicos.

Valoración:6menosmas

TROYANO
Hace más de 9 años

Para estos tiempos de crisis,hay varios problemas, uno que hay demasiados bares, otro es los abusos que tienen que soportar estos empresarios en conceptos del alquiler del local algo que les empuja a no poder ser más solventes,contra los que tienen su local en propiedad que con más o menos sobreviven bien, y otro los precios, ya no de cafés, sino de las demás consumiciones y tapas en general,el tábaco es hasta beneficioso, porque son mucho más los no fumadores que nos animaremos a pisar un bar a leer los periodicos y tomar y cafelito.

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1