Ambos acudieron hace unos días al registro civil, tal y como publica 'Diez Minutos'. | Instagram

3

Chenoa y Miguel Sánchez Encinas ultiman los preparativos para su boda. La artista y el médico acudieron hace unos días al Registro Civil de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, para tramitar y entregar la documentación necesaria para casarse, tal y como publica este miércoles Diez Minutos. La revista fotografió a la pareja, junto a una tercera persona, el día en el que fueron al registro para presentar todos los papeles. La cuenta atrás para el enlace ha comenzado: los novios se darán el 'sí, quiero' en el mes de junio en Mallorca, un lugar que ambos han escogido con mucho cariño.

«Me hace mucha ilusión, Miguel también quería que lo hiciéramos allí», aseguró en el programa El Circ de 8TV. Eso sí, la colaboradora televisiva tiene claro que el urólogo es el amor de su vida, con o sin boda: «Te pasan cosas como un confinamiento, como esta pandemia y tal, al final notas si ya es tu marido o no. Ha estado en una situación, como es médico, lo sabéis, muy complicada. Y ahora mismo yo creo que es mi héroe personal».

Hay muchas incógnitas relacionas con la celebración y, sobre todo, con los invitados. Aunque en un primer momento la artista aseguró que invitaría a todos sus compañeros de Operación triunfo, parece que finalmente no será así. Por el momento ha trascendido que tanto Natalia como Soraya estarán en la celebración, mientras que Manu Tenorio, Nuria Fergó y Javían ya han indicado a la prensa que no han recibido ningún mensaje de su excompañera. Lo que sí ha confirmado Chenoa es que irá de Hannibal Laguna.

Chenoa se encuentra en un muy buen momento tanto profesional como personal y hace tan solo una semana explicó el secreto de su dieta para perder diez kilos de forma equilibrada. La cantante ha modificado su alimentación tras descubrir que es intolerante a la lactosa, un cambio de vida que ha hecho que ahora se sienta mucho mejor: «Me fui a hacer un test de alimentos y salió algo que ya me esperaba, y es que no acepto muy bien la lactosa. Tengo casi un 90 % de intolerancia, por eso, cuando me la quité, me empecé a desinflamar».