Carlos Latre y Àngel Llàcer han sido los más agradables con la prensa que esperaba en la entrada de la finca. | Julián Aguirre

0

Desde las 11:00 horas de este viernes los invitados a la boda de Chenoa y Miguel Sánchez Encinas han comenzado a llegar a la finca de Comassema en Mallorca. Entre los asistentes al enlace se han podido ver actitudes muy distintas: desde la discreción de algunos hasta la simpatía de otros. Carlos Latre y Àngel Llàcer han sido con diferencia los dos invitados más agradables con la prensa. Los dos miembros del jurado de Tu cara me suena, formato en el que también trabaja Chenoa, han detenido su vehículo y se han parado a hablar con los reporteros.

Latre ha tirado de buen humor y, al ser preguntado sobre si se animaría a imitar a Chenoa, ha asegurado que la cantante es «inimitable». Llàcer también se ha mostrado muy simpático con los periodistas e incluso les ha dado botellines de agua, ya que hay que recordar que España se encuentra en plena ola de calor y que los reporteros que están en la zona tienen que trabajar con altas temperaturas. Lolita, que también es un rostro importante en el programa de Antena 3, no ha podido asistir a la celebración por motivos personales.

Noticias relacionadas

Gisela, Natalia, Geno y Alejandro Parreño también han dedicado unos minutos a los medios, aunque apenas han dado declaraciones para preservar la exclusiva de la celebración. Los que fueran concursantes de Operación Triunfo 1 llegaron este jueves a la Isla y han aprovechado las horas previas a la boda de su amiga para descansar y disfrutar del buen tiempo. En sus redes sociales se ha podido ver que durante el día estuvieron en la playa y, por la noche, acabaron el encuentro con una cena en el Paseo Marítimo de Palma.

Por su parte los amigos y familiares del novio no han atendido a los periodistas. Los padres de la novia han tenido la misma actitud y apenas han mirado a las cámaras cuando se dirigían hacía la finca. Chenoa y Miguel se han casado este viernes al mediodía en una exclusiva finca ubicada en la Serra de Tramuntana. Un enclave en el que ha resultado imposible captar imágenes de la novia, aunque la revista ¡Hola! ya ha publicado las dos primeras fotografías de la artista con su vestido de Hannibal Laguna.