La actriz Halle Bailey encarnará a Ariel.

12

El pasado viernes 9 de septiembre se celebró en Anaheim, localidad próxima a Los Angeles donde Walt Disney abrió su primer parque temático, la D23 Expo, una convención para fans de Disney en la que se dan a conocer las novedades de la compañía. En este contexto, tras años de espera, se lanzó el tráiler de The Little Mermaid, la nueva versión en live action de su clásico La sirenita (1989), una adaptación del cuento de hadas del danés Hans Christian Andersen. Desde entonces, más de 100 millones de personas han visto el avnace en todo el mundo. A priori, solo cabría esperar ilusión de un tráiler de poco más de un minuto, pero sucedió todo lo contrario. La elección de la actriz afroamericana Halle Bailey para encarnar a Ariel desató un nuevo enfrentamiento en las redes sociales.

«Estoy harta de la inclusión forzada». «Están destruyendo el legado de Walt Disney. Soy muy fan desde que tengo memoria, pero esto es patraña progre. Van a hundirse poco a poco. Es insultante». «Era mi película favorita de niña. La arruinaron. No me llama la atención verla». Esto es solo una minúscula muestra de los miles de comentarios (obviando los explícitamente racistas) de aquellos que esperaban una actriz de laceo pelo rojo y piel nívea. Ante este aluvión de críticas a la compañía, que se estrenará en mayo de 2023, por haber escogido a una actriz afroamericana, fueron muchos los que mostraron indignación desde la posición contraria: «Alexa (mi hija, no la inteligencia artificial), de 5 años, es súper fan de La Sirenita. Le puse esto para probar que decía. Le pareció totalmente normal y no hizo ninguna pregunta respecto al color de la piel. Le importó más que tuviera cola y el pelo rojo. El racismo está en nosotros, los adultos», dijo otro usuario de Twitter.

Según los que critican la elección de Halle Bailley, su indignación radica en que no se han respetado las características del personaje original. Los comentarios más disparatados se preguntan si, siguiendo este caso, un actor blanco podría protagonizar un biopic de figuras históricas como Malcom X o Jesse Owens. Algún otro habla de boicotear la película. Ante estos argumentos, desde la posición contraria argumentan que la historia de la primera versión de dibujos animados tampoco sigue al pie de la letra la versión de Andersen. Cabe recordar que las sirenas son seres mitológicos, con diferentes características en cada región, y su primera referencia escrita aparece en la Odisea de Homero. Si Ariel se ajustase a la historia general de las sirenas, la famosa película infantil de Disney no duraría más de cinco minutos; el tiempo que la dulce Ariel tardaría en persuadir al príncipe Eric con su meloso canto para arrastrarlo al mar, ahogarlo, y devorarlo en las profundidades.